28 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

Los aliados de Trump presentan ante el Supremo una petición de emergencia contra los resultados en Pensilvania

Los aliados de Trump presentan ante el Supremo una petición de emergencia contra los resultados en Pensilvania
Colegio electoral en Pensilvania, EEUU - AIMEE DILGER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El representante republicano por Pensilvania Mike Kelly ha presentado una petición de emergencia ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos para rechazar todas las papeletas por correo recibidas en el estado durante el proceso electoral, en lo que se trata de uno de los últimos recursos al alcance del presidente saliente del país, Donald Trump, para disputar la victoria del demócrata Joe Biden.

Expertos electorales consultados por el 'Los Angeles Times' anticipan que el Tribunal Supremo no solo no admitirá a trámite la petición, que plantea que este sistema de voto por correo contravendría la Constitución del estado, sino que podría incluso responder con una dura condena a una iniciativa que en modo alguno alteraría el resultado de los comicios.

"Es quizás la petición más tonta jamás presentada ante el Supremo", según el profesor de la Universidad de Californa Rick Hasen, especializado en legislación electoral. "El Tribunal Supremo de Pensilvania es el árbitro final de la Constitución del estado. No el Supremo, al que no le corresponde decir si las autoridades de Pensilvania violaron la Constitución de Pensilvania", ha apuntado.

En este sentido, el Tribunal Supremo del estado desestimó esta misma petición por su tardanza en llegar, porque el sistema de votaciones por correo llevaba operando desde hace un año y los republicanos no presentaron queja ninguna durante las elecciones primarias de junio. Asimismo, el Supremo estatal amonestó a los republicanos por "perseguir un resultado", esto es, la invalidación de los votos por correo, "que podría resultar en la privación de derechos de millones de votantes".

El Supremo está pendiente de decidir otra apelación al margen, presentada por legisladores republicanos, y que se limita a preguntar al tribunal si el estado está capacitado para contar votos por correo llegados hasta tres días después de los comicios.

Los demócratas argumentan que el número de votos aparecidos 72 horas después del cierre de las urnas no es suficiente como para alterar significativamente el resultado en el estado, cuyos 20 votos en el Colegio Electoral sirvieron para otorgar la victoria de Biden, ya ganador certificado de los comicios allí.