1 de octubre de 2020
12 de agosto de 2020

Amnistía Internacional denuncia ataques y abusos contra periodistas durante las protestas en Bielorrusia

Amnistía Internacional denuncia ataques y abusos contra periodistas durante las protestas en Bielorrusia
Protestas en Minsk contra la reelección de Alexander Lukashenko como presidente de Bielorrusia - GETTY IMAGES / MISHA FRIEDMAN

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este miércoles ataques y abusos contra periodistas que se encuentran cubriendo las protestas que se iniciaron el domingo en Bielorrusia por la reelección del presidente, Alexander Lukashenko.

"Los periodistas en Bielorrusia están haciendo un trabajo heroico para garantizar que el mundo está al corriente de la brutal represión de las autoridades contra los manifestantes", ha expresado la organización en un comunicado en el que ha pedido al Gobierno acabar "inmediatamente" con este tipo de "asaltos".

En este sentido, ha alertado de que los periodistas y trabajadores de medios de comunicación están sufriendo "ataques con porras y pelotas de goma", que consisten también en la destrucción de sus cámaras y equipos.

Mientras cubren las protestas, muchos han tenido que eliminar las imágenes grabadas por cámaras y teléfonos móviles a petición de las fuerzas de seguridad, tal y como ha explicado Marie Struthers, directora de AI para el Europa del Este y el Asia Central.

"Los periodistas están siendo atacados por exponer los delitos cometidos por las autoridades bielorrusas contra su propia población en lo que supone una flagrante violación del derecho a la libertad de expresión", ha afirmado antes de recalcar que el Gobierno ha restringido el acceso a Internet para evitar que la gente comparta información.

Asimismo, Struthers ha manifestado que es "esencial que la libertad de prensa esté protegida y que nadie se vea dañado únicamente por hacer su trabajo". Según AI, tanto periodistas a nivel nacional como internacional han sido objetivo de este tipo de ataques.

El pasado 11 de agosto, las fuerzas de seguridad atacaron en Minsk a los miembros del servicio ruso de la cadena BBC a pesar de que todos ellos llevaban acreditaciones y estaban identificados como prensa extranjera.

Durante el primer día de protestas, varios agentes dispararon una pelota de goma contra Natalia Lubneuskaya, reportera del portal independiente bierlorruso Nasha Niva, que resultó herida.

Entre los periodistas atacados se encuentran Vadzim Zamirouski, Darya Burakina y Usevalad Zarubin, de Tut.by; Syarhei Hryts, de Associated Press; Nadzeya Buzhan, de Nasha Niva; Uladzislau Barysavich y Syarhei Ptushka, ambos freelances; Pavel Patapau y Ivan Murauyou, que trabajan para Belsat.

Miles de manifestantes han sido detenidos y, tal y como señala la Asociación de Periodistas de Bielorrusia, al menos 55 periodistas se encuentran bajo custodia. Amnistía Internacional ha instado a las autoridades a respetar a los medios de comunicación y poner en libertad a los periodistas arrestados para que puedan seguir cumpliendo con su trabajo.

"Deben poner en libertad también a los activistas pacíficos que han sido detenidos tan solo porque ejercer y defender sus derechos. Las represalias contra todos ellos deben acabar", recoge el texto.

Para leer más