20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 31 de julio de 2014

    Amos denuncia las continuadas y "flagrantes" violaciones del Derecho Internacional en Siria

    MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La secretaria general adjunta de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, ha denunciado este jueves las continuadas y "flagrantes" violaciones del Derecho Internacional en Siria y ha pedido el incremento de la entrega de ayuda a través de las líneas de combate.

    "Los ataques contra instalaciones médicas están en su nivel más alto desde diciembre de 2012", ha alertado Amos durante una comparecencia por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad.

    Durante la misma, ha agregado que los ataques contra servicios básicos como la principal planta hídrica de Alepo "ha dejado a casi un millón de personas sin acceso a agua potable, con unas temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados".

    Asimismo, ha indicado que la entrega de ayuda humanitaria a los residentes en zonas aisladas ha disminuido este mes debido al descenso de los permisos dados por el Gobierno central y por las "restricciones arbitrarias" impuestas por algunos grupos opositores armados.

    "Tras más de 20 peticiones, la ONU pudo llegar a la cercada ciudad de Madamyiet el Sham, conocida como Muadamiya, en los alrededores de Damasco, para entregar ayuda médica. Los 24.000 residentes no habían recibido ayuda desde finales de 2012", ha relatado Amos.

    En este sentido, ha matizado que "a pesar de las entregas en Muadamiya y Yarmuk, alrededor de 241.000 personas viven bajo situación de cerco".

    Amos ha resaltado que la resolución 2165 del Consejo de Seguridad, por la cual se autoriza la entrega de ayuda humanitaria sin la autorización previa del Gobierno central, ha permitido la entrega de comida, materiales para construir alojamiento, agua y medicinas a 26.000 personas residentes en las provincias de Alepo e Idleb.

    "Espero confirmar en los próximos días la llegada de otros convoyes a través de otros puntos de paso designados. Sin embargo, dada la volátil situación en la frontera con Irak, revisaremos cuándo podemos empezar a usar el paso de Al Yaribiyah", ha matizado.

    Por otra parte, ha destacado que hay "desafíos importantes" a las actividades en cuatro pasos fronterizos a causa de los combates, la existencia de una gran cantidad de grupos armados y de grupos terroristas. "Todas las partes deben cumplir con su obligación de proteger a los civiles, así como los principios del Derecho Humanitario", ha remachado.

    BALANCE DEL CONFLICTO

    Desde el inicio de la ofensiva militar para aplastar las manifestaciones prodemocráticas que se iniciaron en marzo de 2011 en el país, alrededor de 150.000 personas han muerto, si bien organizaciones como el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos sitúan la cifra por encima de los 160.000 fallecidos.

    De acuerdo con los datos publicados por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), actualmente hay 2.897.950 sirios registrados como refugiados en los países vecinos, de los cuales más de un 1,1 millones se encuentran en Líbano, donde se teme que para finales de año haya 1,6 millones de sirios.

    El conflicto ha dejado, además de los muertos, más de 600.000 heridos, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha lamentado que los combates han hecho que el otrora "excelente sistema sanitario" del país prácticamente haya desaparecido en algunas zonas.

    Para leer más