25 de febrero de 2020
23 de enero de 2020

Angola acusa de malversación y blanqueo a la hija del expresidente José Eduardo dos Santos

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Angola han acusado este jueves por malversación y blanqueo de dinero a Isabel dos Santos, hija del expresidente José Eduardo dos Santos y considerada la mujer más rica de África, en relación con sus actividades cuando presidió la petrolera estatal, Sonangol.

El fiscal general de Angola, Hélder Pitta Gros, ha indicado que otras cuatro personas son también sospechosas en el caso, incluido el asesor financiero de Isabel dos Santos, Nuno Ribeiro da Cunha, quien fue hallado muerto a última hora del miércoles en su vivienda en la capital de Portugal, Lisboa, en un aparente suicidio.

Pitta Gros ha pedido a la hija de Dos Santos, que en estos momentos se encuentra en Europa, que vuelva al país africano para responder ante las autoridades de cara a su posible imputación, al tiempo que ha recalcado que, en caso de que no lo haga, se emitirá una orden de arresto internacional contra ella.

"Usaremos todos los medios legales, incluida la solicitud de colaboración de Interpol y otras policías internacionales, en caso de que Isabel dos Santos y sus socios no comparezcan de forma voluntaria en el país para defenderse de las acusaciones que pesan contra ellos", ha explicado.

Asimismo, ha indicado que los otros cuatro sospechosos --Sarju Raikundalia, Mário Filipe Leite da Silva, Paula Cristina Fidalgo Oliveira y Da Cunha-- habrían creado empresas "que sirvieron como fachada, ya que la beneficiaria social era Isabel dos Santos", según ha informado el diario local 'Jornal de Angola'.

En este sentido, ha recalcado que las autoridades angoleñas solicitarán ayuda a España, Portugal y Reino Unido, entre otros, para que colaboren en las investigaciones en torno al caso. Isabel dos Santos podría ser imputada también por falsedad documental, abuso de poder y tráfico de influencias, si las acusaciones son sustentadas.

Un tribunal de Luanda decretó a principios de mes la congelación de las participaciones de Isabel dos Santos en diversas empresas del país, incluida la compañía de telecomunicaciones Unitel y en el Banco Fomento de Angola (BFA).

Según las informaciones de la agencia estatal angoleña de noticias, ANGOP, la decisión llegó en el marco de los esfuerzos de las autoridades para recuperar cerca de 1,1 millones de dólares (cerca de 980.000 euros) que asegura que Isabel dos Santos y varios de sus socios deben al Estado.

Isabel dos Santos ha rechazado las acusaciones contra ella y recientemente afirmó en una entrevista que podría incluso presentarse a las elecciones presidenciales previstas para 2022, a pesar de que hasta ahora había sostenido en todo momento que no tenía interés en iniciar una carrera política.

'LUANDA LEAKS'

Además, el anuncio de las autoridades angoleñas ha llegado menos de una semana después de que varios medios informaran sobre más de 700.000 documentos filtrados del imperio empresarial que encabeza Isabel dos Santos, en lo que ha pasado a conocerse como 'Luanda Leaks'.

Los documentos revelan que la hija del expresidente angoleño obtuvo lucrativos contratos en la industria petrolera, de diamentes y telecomunicaciones durante la Presidencia de Dos Santos, así como que empresas occidentales ayudaron a Isabel dos Santos a sacar dinero del país africano.

José Eduardo dos Santos abandonó el cargo en 2017 tras dos décadas en el cargo y fue sucedido por Joao Lourenço, un hombre de su confianza que, desde su llegada al poder, ha lanzado numerosas campañas contra la corrupción contra el círculo cercano del exmandatario.

De hecho, la orden del tribunal contra Isabel dos Santos llegó pocas semanas después del inicio del juicio por corrupción contra José Filomeno dos Santos, también hijo del expresidente, un proceso en el que también está acusado el antiguo gobernador del Banco Central Valder Filipe.

José Filomeno dos Santos, conocido como 'Zénu', está acusado de malversación y blanqueo de dinero por una transferencia de 500 millones de dólares que supuestamente hizo en septiembre de 2017 desde una cuenta del Banco Nacional de Angola a otra en el Credit Suisse de Londres.

'Zénu' era el jefe del fondo de inversión estatal de Angola, valorado en 5.000 millones de dólares, hasta que su padre dejó el cargo, el 26 de septiembre 2017.

El propio Lourenço cesó en 2017 a Isabel dos Santos de su puesto como directora de la empresa petrolera estatal, Sonagol, cargo para el que fue nombrada por sorpresa por su padre un año antes.

Asimismo, la Fiscalía General de Angola anunció en febrero de 2019 que Higino Carneiro, exgobernador de la capital, Luanda, estaba siendo investigado por corrupción y resaltó que hay orden para impedir que abandone el país africano.

La Fiscalía indicó que Carneiro, quien fue nombrado para el cargo por el expresidente, es sospechoso de malversación, abuso de poder y blanqueo de dinero durante su mandato como gobernador de la ciudad.

Para leer más