3 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

Aprobada una segunda moción de censura contra Rajapaksa en medio de incidentes en el Parlamento de Sri Lanka

Aprobada una segunda moción de censura contra Rajapaksa en medio de incidentes en el Parlamento de Sri Lanka
REUTERS / DINUKA LIYANAWATTE

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Sri Lanka ha sido escenario este viernes de incidentes como el lanzamiento de botellas y libros en una protesta de seguidores del nuevo primer ministro, Mahinda Rajapaksa, para evitar que se votara una segunda moción de censura, en medio de la crisis política que sacude el país.

Según las informaciones recogidas por el diario local 'Daily News', algunos de los parlamentarios han lanzado estos objetivos contra el presidente del Parlamento, Karu Jayasuriya, mientras que varios de ellos han llegado a ocupar incluso su asiento durante la protesta.

Pese a las protestas, la votación ha sido llevada a cabo después de que se comprobara que existía 'quorum', tras lo que los parlamentarios han votado contra el nombramiento de Rajapaksa, reforzando la postura de Ranil Wickremesinghe, cesado con polémica por el presidente, Maithripala Sirisena.

El Parlamento ya aprobó esta semana una primera moción de censura contra Rajapaksa y su Gobierno, con el apoyo de 122 parlamentarios de un total de 225, si bien se ha negado a abandonar el cargo, por lo que se ha celebrado una segunda.

En respuesta a la primera votación, Sirisena dijo en una carta al presidente del Parlamento que no puede aceptar la moción de censura, ya que parece haber ignorado la Constitución, el procedimiento parlamentario y las tradiciones.

El propio Wickremesinghe ha advertido durante la jornada de que podría estallar la "anarquía" si el presidente no reconoce el resultado de la moción de censura, tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters. "Tenemos la mayoría. Podemos formar nuestro Gobierno y actuaremos en concordancia", ha recalcado.

El Parlamento celebrará una nueva sesión el lunes y Sirisena parece tener como opción volver a nombrar a Wickremesinghe, algo que ha dicho que no hará, o permitir que la crisis política se alargue en el país. Los seguidores de Rajapaksa han pedido elecciones anticipadas.

Sirisena, que desencadenó la crisis al cesar a Wickremesinghe y nombró a Rajapaksa para sustituirle, disolvió el Parlamento la semana pasada y ordenó elecciones como una forma de romper el punto muerto. El Tribunal Supremo ordenó la suspensión de ese decreto este martes hasta que escuchó que las peticiones impugnaban la medida como inconstitucional.