24 de agosto de 2019
27 de julio de 2008

Argentina.- Fugado de una prisión cercana a Buenos Aires un represor de la dictadura argentina

BUENOS AIRES, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex teniente coronel Julián Corres 'Laucha', detenido y acusado por haber cometido delitos de lesa humanidad durante la dictadura, se fugó en la madrugada de ayer de la delegación que la Policía Federal tiene en la ciudad de Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, según informa el diario 'La Nación'. Las autoridades investigan ya la posibilidad de que Corres recibiera ayuda en su huída.

El episodio fue calificado de "retroceso muy significativo" para la investigación judicial del fiscal federal de esa ciudad, Hugo Cañón. En la misma causa por la que estaba detenido Corres están siendo investigados otros siete militares y tres miembros del Servicio Penitenciario Federal.

Corres, quien permaneció huido de la justicia durante 18 meses, fue finalmente detenido el pasado 3 de abril en Buenos Aires.

Según explicó el fiscal Cañón, Corres "salió por una puerta prácticamente sin control" de la comisaría de la Policía Federal. "Ahora hay que desentrañar qué pasó. Puede haber habido una mera omisión o haber habido connivencia. Mi experiencia, teniendo en cuenta al personaje, es que podría existir una red de complicidades entre el poder civil y el aparato del Estado" que facilitase la fuga de Corres, indicó.

Fuentes de la delegación Bahía Blanca de la Policía Federal confirmaron a la agencia DyN que Corres, de 56 años, se escapó durante la madrugada de ayer, "poco después de la medianoche".

Estas mismas fuentes informaron de que se ha dispuesto un "operativo cerrojo" con controles en las carreteras de acceso a Bahía Blanca, en el aeropuerto y en la terminal de autobuses de larga distancia.

El ex militar admitió en abril último que durante la dictadura fue encargado del centro clandestino de detención La Escuelita, que funcionó en el comando del V Cuerpo de Ejército, con sede en Bahía Blanca.

El propio Corres admitió ante la Justicia haber sido "jefe de operativos" en Tucumán, en los inicios de la dictadura. De esa provincia fue trasladado a Bahía Blanca, donde se habría infiltrado entre los estudiantes de la Universidad Nacional del Sur como parte de sus tareas de oficial de Inteligencia.

Según el informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), en la zona de Bahía Blanca se produjeron como mínimo 24 muertes y 28 desapariciones. También hubo 66 detenidos que fueron puestos en libertad.

Se estima que, además de La Escuelita, en la jurisdicción del V Cuerpo de Ejército que incluía Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, funcionaron otros cuatro centros ilegales de detención.