17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

Argentina.- El ministro de Exteriores argentino felicita a Paraguay por la implantación de un decreto de migraciones

BUENOS AIRES, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Argentina, Jorge Taiana expresó hoy su "profunda satisfacción por la implementación, por parte del gobierno de Paraguay", de un decreto sobre beneficios migratorios para argentinos que residen en ese país.

La firma por parte del Gobierno paraguayo establece requisitos migratorios diferenciados, que favorecen a argentinos nativos en reciprocidad al Programa "Patria Grande" de normalización documentaria, desarrollado por Argentina.

Según indicó el ministerio de Exteriores argentino en un comunicado, Taiana señaló que "Argentina expresa su profunda satisfacción por la medida paraguaya y congratula al país hermano por dar este nuevo paso en el camino de la integración y el bienestar de ambos pueblos".

La medida, que fue anunciada hoy por el Vice ministro de Asuntos Exteriores de Paraguay, Federico Alberto González Franco, favorece a la comunidad de más de 60 mil argentinos que residen en Paraguay, brindándoles beneficios similares a los que Argentina ofrece a través de su programa 'Patria Grande' a los paraguayos.

Este programa está considerado por el Gobierno argentino como vanguardista en la materia migratoria, al permitir la regularización con la sola demostración de su nacionalidad (sin antecedentes) de los extranjeros nacidos en los estados del MERCOSUR ampliado (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Chile, Perú, Ecuador y Colombia) para que tengan los mismos beneficios y obligaciones que un argentino.

Con motivo de la pasada Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en noviembre de 2006 en Montevideo (Uruguay) el Gobierno argentino expuso los avances que supone el citado programa de migración e insistió al resto de las naciones a que implantasen programas similares en sus países.

El programa, según el ministerio de Asuntos Exteriores argentino logró disminuir considerablemente la marginalidad y el anonimato que condena al inmigrante no regularizado y facilitó la documentación de cerca de 300 mil inmigrantes en Argentina.

El decreto presidencial paraguayo Nº 9032 firmado el 20 de febrero, se encuentra en concordancia con los compromisos expresados por el presidente de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos, con motivo de la visita de su homólogo argentino, Néstor Kirchner, a Paraguay en julio de 2006, y por el ministro de Exteriores paraguayo, Ramírez Lezcano en su visita a Argentina del 26 de septiembre de 2006.

El mismo, se implementa conforme al principio de reciprocidad que orienta la materia de las relaciones internacionales, por el cual se hace necesario y oportuno establecer un régimen migratorio especial para los argentinos nativos que soliciten su admisión migratoria en Paraguay.