28 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Armas.- HRW afirma que la Convención sobre Municiones de Racimo "salvará miles de vidas en las próximas décadas"

DUBLÍN, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) aseguró hoy que la nueva Convención sobre Municiones de Racimo, aprobada hoy por consenso en Dublín, "salvará miles de vidas en las próximas décadas", ya que contiene "provisiones más fuertes incluso que las que esperaban sus más acérrimos partidarios".

"Este Tratado hará del mundo un lugar más seguro para millones de personas", declaró el director de la división de Armamento de Human Rights Watch, Steve Goose. "Las bombas de racimo deben pasar a la historia. Ninguna nación debería ser capaz siquiera de utilizarlas sin provocar la repulsa y la desaprobación inmediata de la mayoría de los países del mundo", añadió.

El Tratado fue acordado el pasado miércoles y aprobado hoy por consenso por los más de cien Estados asistentes a la Conferencia sobre este tipo de armas celebrada esta semana en la capital irlandesa, entre los que figuraba España y no estaban los principales productores de estas municiones, Estados Unidos, Rusia, China e Israel.

Los países que aprobaron la Convención rechazaron los intentos iniciales de algunos países para que se aceptasen excepciones para sus propios arsenales y para que se aprobase un proceso de transición que aplazase la prohibición de estas armas por un periodo de al menos una década.

El tratado prohíbe el uso, producción, almecenamiento y transporte de las municiones de racimo. Asimismo, obliga a los Estados a limpiar las zonas contaminadas con estas armas y a prestar ayuda a las víctimas y a sus comunidades.