22 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

Arranca en Togo la campaña electoral de cara a las presidenciales del 22 de febrero

Arranca en Togo la campaña electoral de cara a las presidenciales del 22 de febrero
El presidente de Togo, Faure Gnassingbé - GETTY IMAGES / POOL - ARCHIVO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La campaña electoral de cara a las presidenciales que se celebrarán el 22 de febrero en Togo, en las que el presidente, Faure Gnassingbé, buscará un cuarto mandato, ha arrancado este jueves, en medio de las protestas opositoras contra la candidatura del mandatario.

Gnassingbé, quien anunció recientemente su candidatura, tendrá entre sus rivales más destacados a Jean-Pierre Fabré, presidente de la opositora Alianza Nacional para el Cambio (ANC). Fabré quedó en segundo lugar en las presidenciales de 2015, en las que denunció los resultados.

Entre los otros cinco candidatos a la Presidencia destaca el nombre de Gabriel Agbeyomé Kodjo, quien ocupó el cargo de primer ministro durante la Presidencia de Gnassingbé Eyadema, padre del actual presidente.

Kodjo se ha presentado a los comicios como "candidato único de la oposición" después de haber sido propuesto para la Presidencia del país africano por las Fuerzas Democráticas, una coalición promovida por el arzobispo emérito de Lomé, monseñor Kpodzro Philipe.

Gnassingbé aceptó oficialmente el pasado 7 de enero la propuesta de su partido de optar a un cuarto mandato al frente del país. "Digo sí", anunció el mandatario ante los partidarios de la Unión para la República (UNIR) en un acto celebrado en la sede del partido, aceptando así la petición que le han hecho desde la formación para las presidenciales.

La candidatura del presidente, que sucedió a su padre en 2005 tras su muerte, provocó protestas en Togo, donde ya ha habido en el pasado manifestaciones contra la continuidad de la saga familiar, ya que el progenitor gobernó el país desde 1967 hasta su muerte.

De hecho, el máximo tribunal del país rechazó a finales de enero el recurso que había presentado Fabré, quien pedía que se anulara la enmienda constitucional de 2018 y que se impidiera que el mandatario fuera candidato, habida cuenta de que ya ha gozado de más de dos mandatos de cinco años.

El principal punto de debate es que la Constitución del país limita a dos los mandatos presidenciales, tras una enmienda constitucional aprobada en 2018, si bien desde la UNIR esgrimen que el mandatario no se ve afectado por la norma, poniendo a cero el marcador y permitiéndole hipotéticamente seguir en el poder otros diez años más. Para que pudiera ser presidente, ya fue necesario un cambio para rebajar de 45 a 35 años la edad mínima.