21 de enero de 2020
13 de diciembre de 2019

La Asamblea General de la ONU aprueba extender hasta 2023 el mandato de la UNRWA

La Asamblea General de la ONU aprueba extender hasta 2023 el mandato de la UNRWA
Escuela de la UNRWA en Jerusalén Este - REUTERS / AMMAR AWAD - ARCHIVO

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado este viernes renovar hasta 2023 el mandato de la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), sacudida por una investigación sobre su gestión y la escasez de fondos.

La votación, que se ha saldado con 169 votos a favor, dos en contra --Estados Unidos e Israel-- y nueve abstenciones, ha llegado después de que el Cuarto Comité de la ONU aprobara el 15 de noviembre la extensión del mandato.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha aplaudido la votación y ha recalcado que "las resoluciones de legitimidad internacional no están sometidas a regateo o chantaje".

Así, ha manifestado que la resolución "es prueba de que el mundo entero está junto al pueblo palestino, sus derechos históricos y su justa causa", según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Por su parte, Sami Abú Zuhri, un alto cargo del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha aplaudido en declaraciones concedidas a la agencia de noticias Reuters la decisión, que ha descrito como "otro fracaso de las políticas hostiles estadounidenses hacia los derechos palestinos".

La extensión del mandato de la UNRWA ha llegado cerca de un mes después de la dimisión del hasta entonces comisionado general del organismo, Pierre Krahenbuhl, después de que la Oficina de Supervisión Interna de Servicios (OIOS) de la ONU abriera una investigación, tras hallarse algunos problemas en su gestión.

La OIOS ha completado ya una parte de su investigación sobre la gestión de la UNRWA, la cual ha desvelado "cuestiones de gestión que se refieren específicamente al comisionado general", según explicó la agencia en un comunicado. Christian Saunders fue puesto al frente de la agencia de forma interina.

La ONU indicó en otro comunicado que "los hallazgos preliminares del informe de la OIOS excluyen el fraude o la malversación de fondos operativos por parte del comisionado general". "Hay, sin embargo, asuntos de gestión que deben ser abordados", agregó.

Tras su dimisión, Krahenbuhl negó haber actuado de forma indebida y denunció que el organismo está siendo víctima de una campaña política diseñada para socavar sus actividades.

"He rechazado estas acusaciones desde el principio y seguiré haciéndolo", defendió en una entrevista concedida a la cadena suiza RTS. "No hay corrupción, fraude o apropiación indebida de ayuda", zanjó.

La agencia de la ONU se ha enfrentado a dificultades presupuestarias desde 2018, cuando Estados Unidos, su mayor donante, suspendió su aportación de 360 millones de dólares al año esgrimiendo que algunas de sus actividades eran anti-israelíes.

Suiza, Países Bajos y Bélgica también han suspendido sus pagos por motivos de gestión que ahora están siendo investigados. Según una portavoz citada por Reuters, UNRWA necesita aún 89 millones de dólares para seguir operando hasta finales de año.

Para leer más