19 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

Uno de los atacantes de Hotan pide disculpas y asegura que le convencieron para participar en una "guerra santa"

PEKÍN, 22 Jun. (Reuters/EP) -

Uno de los responsables de un ataque con cuchillos en la sala de ajedrez en la localidad china de Hotan, ubicada en la provincia de Xinjiang (oeste), que hirió a cuatro personas, ha pedido disculpas y ha asegurado que el resto de los asaltantes le convencieron para que participase en una "guerra santa".

El ataque tuvo lugar este domingo, cuando tres asaltantes irrumpieron en una sala de ajedrez abarrotada e hirieron con sus cuchillos a cuatro personas. Dos de los atacantes murieron, mientras que el otro, Muer Zhati, fue arrestado.

Zhati ha comparecido en la cadena de televisión estatal, CCTV, donde ha pedido disculpas. "Lo siento, pido perdón por mi comportamiento. Sólo quiero decir que lo siento", ha afirmado. "Sólo les escuche e hice algo como esto", ha explicado.

El preso ha asegurado que el resto de miembros del grupo le habían convencido de que si realizaba el ataque iría directamente al cielo. "me dijeron que era un asunto de guerra santa, que si moría mientras participaba, podría ir directamente al cielo y no ser sometido a un juicio después de morir", ha relatado.

Además, Zhati ha relatado que el pasado 15 de junio estuvo cinco segundos observando a la gente que jugaba a las cartas antes de atacar a una mujer. Después de su relato, la cadena de televisión ha indicado que "la confesión tiene lugar demasiado tarde" y que el preso está esperando "el estricto castigo de la ley".

La cadena estatal china ofrece a menudo confesiones de ladrones, prostitutas y otro tipo de delincuentes a pequeña escala, pero durante los últimos meses han comparecido ante las cámaras sospechosos de delitos de alto nivel, que han confesado sus crímenes, a menudo encapuchados.

Los sectores críticos consideran que este tipo de apariciones y confesiones públicas privan a los acusados del derecho a un juicio justo.