23 de octubre de 2019
15 de septiembre de 2019

El ataque con drones contra instalaciones petroleras saudíes frustra la extracción de 5,7 millones de barriles de crudo

El ataque con drones contra instalaciones petroleras saudíes frustra la extracción de 5,7 millones de barriles de crudo
Imagen del ataque a las instalaciones de AramcoREUTERS

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ataque contra el corazón de la industria petrolera de Arabia Saudí por parte de milicias yemeníes huthis ha frustrado la extracción de 5,7 millones de barriles de crudo por día, es decir, alrededor del 50 por ciento de la producción de la empresa.

El ministro de Energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, ha asegurado que esta reducción --que representa cerca del cinco por ciento de los suministros globales -- se verá compensada a través de las existencias de la compañía.

Además ha señalado que este "acto terrorista" que dio lugar a la suspensión temporal de las operaciones de producción en las plantas de Abqaiq y Khurais, también ha llevado al cese de la producción de gas, lo que reducirá el suministro de etano y líquidos de gas natural hasta en un 50 por ciento, según ha recogido la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

En cuanto a los suministros locales, el príncipe y ministro de Energía ha destacado que este ataque no ha tenido ningún impacto en el suministro de electricidad, ni en el suministro de combustible al mercado local. "Tampoco ha provocado lesiones en los trabajadores. La compañía está aún evaluando las implicaciones de estas pérdidas", ha agregado. Asimismo, ha recalcado que la compañía petrolera está trabajando en la recuperación de las cantidades perdidas.

Por último, el ministro ha subrayado que estos ataques "no solo están dirigidos hacia Arabia Saudí, sino que van contra el suministro mundial de petróleo y su seguridad. Por lo tanto, representan una amenaza para la economía mundial".

Arabia Saudí ha informado de ataques contra dos instalaciones de la petrolera estatal Aramco con un total de diez drones, aunque sin causar daños personales. Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Los huthis han reivindicado este ataque con diez drones contra las refinerías de Abqaiq y Jurais, en el este de Arabia Saudí, según ha explicado un portavoz huthi, el general Yahya Saree, que ha advertido que estas operaciones se "ampliarán" para ser "más dolorosas" si Arabia Saudí continúa con sus ataques en Yemen.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha acusado a Irán de ser el responsable del ataque. "Teherán está tras casi un centenar de ataques contra Arabia Saudí mientras (el presidente iraní, Hasán) Rohani y (el ministro de Asuntos Exteriores Mohamad Yavad) Zariv fingen que están por la diplomacia", ha apuntado Pompeo a través de un mensaje en Twitter.

Por ello, Pompeo ha instado a "todas las naciones" a "condenar pública e inequívocamente" estos "ataques de Irán". Mientras, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha mantenido una conversación telefónica con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, en la que le ha ofrecido el apoyo de Estados Unidos a la "defensa propia de Arabia Saudí" y ha condenado este ataque contra las "infraestructuras energéticas vitales".

El Gobierno saudí ha añadido que Trump ha coincidido en la necesidad de colaborar con Riad para "mantener su seguridad y estabilidad" y ha afirmado que estos ataques tienen un impacto negativo en "la economía de Estados Unidos y en la economía mundial".

El conflicto en Yemen comenzó en marzo de 2015 y enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición militar saudí, y los huthis, respaldados por Irán. La insurrección de los separatistas suryemeníes contra el Gobierno ha abierto un nuevo frente en el contencioso.

La guerra de Yemen es considerada la mayor catástrofe humanitaria del mundo y ha arrastrado a uno de los países más pobres del planeta a un escenario de absoluta devastación, hambruna y brotes de cólera.

Para leer más