30 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Aumenta a diez el número de muertos por el accidente en la hidroeléctrica siberiana

CHERIOMUSHKI (RUSIA), 17 Ago. (Reuters/EP) -

El último balance eleva a diez el número de muertos, a once el de heridos y a 62 el de desaparecidos por la inundación de la sala de turbinas de la central hidroeléctrica de Sayano-Shushenskaya, la más grande de Rusia, situada en la región de Jakassia, en Siberia, al norte de Mongolia, según un portavoz de la empresa RusHydro, propietaria de la central, Vasili Zubakin.

La empresa informó de que el incidente costará "miles de millones de rublos" y que se tardará meses en restablecer el funcionamiento. La industria siderúrgica de la zona ya se ha visto obligada a emplear suministro de emergencia para seguir funcionando.

Los vecinos de la zona inmediatamente posterior a la presa huyeron de las proximidades del río Yenisei huyeron nada más conocer la noticia, aproximadamente a las 8.15 de la mañana (2.15, hora peninsular española). La tranquilidad regresó poco a poco a la región, una vez que las autoridades aseguraran que no hay riesgo de que la presa reviente.

"No hay peligro para los pueblos de la zona de la central eléctrica de Sayano-Shushenskaya. No hoy riesgo de daños para la presa", afirmó el ministro de Emergencias ruso, Sergei Shoigu, en declaraciones a la televisión rusa.

La gran sala de turbinas inundada se encuentra en el muro de cemento que forma la presa, construido en 1978. La central general 6,4 gigawatios, el 25 por ciento de la capacidad de generación de electricidad de RusHydro, la principal eléctrica rusa.