21 de febrero de 2020
17 de diciembre de 2019

Aumenta la presión sobre Barrow para que dimita como presidente de Gambia y convoque elecciones

Según estipulaba el acuerdo alcanzado en la coalición opositora antes de los comicios de 2016

Aumenta la presión sobre Barrow para que dimita como presidente de Gambia y convoque elecciones
Adama Barrow - REUTERS / BENOIT TESSIER - ARCHIVO

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Gambia, Adama Barrow, hace frente a un incremento de los llamamientos a presentar la dimisión y convocar elecciones, tal y como se comprometió tras asumir el cargo en 2017, después de que un movimiento de protesta haya fijado el 19 de enero como fecha límite para que responda a sus exigencias.

Barrow accedió a la Presidencia como candidato de unidad de una serie de partidos opositores al exmandatario Yahya Jamé con el compromiso de que liderara un gobierno provisional durante tres años antes de convocar elecciones, a las que no se presentaría.

Sin embargo, parte de la coalición aceptó apoyar un mandato de cinco años, como contempla la Constitución, lo que ha provocado divisiones internas y derivó en una manifestación el lunes en la que participaron miles de personas.

Tras la misma, el portavoz del movimiento ciudadano 'Three Years Jotna', Hagi Suwareh, presentó las demandas de los manifestantes al portavoz del Ejecutivo, Ebriama Sakareh, quien se comprometió a trasladarlas al presidente.

"No le entregamos la petición para que él la leyera, sino para que se la entregara al presidente, quien tiene la responsabilidad de asegurarse de que responde", ha señalado, según ha informado el diario gambiano 'Foroyaa'.

Así, ha resaltado que, en caso de que Barrow no responda al documento se convocarán nuevas movilizaciones. "La fecha límite para que el presidente responda es el 19 de enero de 2020", ha manifestado.

Suwareh ha rechazado igualmente que el movimiento esté apoyado por partidos políticos. "Eso no es cierto", ha indicado, al tiempo que ha argüido que "el grupo es un movimiento independiente que busca apoyo de todo el electorado".

"Todos votamos y no lo hicimos por diez candidatos. Sólo votamos por un candidato y este electorado intenta que sus líderes rindan cuentas para promover su integridad", ha explicado, en referencia al acuerdo de coalición bajo el que Barrow concurrió a las urnas.

"UN ACUERDO ES UN ACUERDO"

Durante la protesta, algunos de los manifestantes portaron pancartas en las que se podía leer 'Un acuerdo es un acuerdo, respeto al memorando de entendimiento de la coalición' y 'No a la perpetuación, los gambianos votaron por tres años de transición'.

La movilización se saldaron sin incidentes y las fuerzas de seguridad no llevaron a cabo arrestos. Los concentrados se retiraron después de que el portavoz del Gobierno recibiera la nota.

En este sentido, el presidente de 'Three Years Jotna', Abdou Njie, ha destacado que "ahora todo depende de Barrow". "Hemos hecho lo que pretendíamos, y ha sido muy exitoso", ha defendido.

"Creo que si escribes una carta a alguien primero escuchas a esa persona antes de dar otro paso", ha dicho, al tiempo que se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de que el presidente responda antes de la fecha dada por los manifestantes.

"El presidente Barrow sabe que la gente le votó en las presidenciales de 2016 a partir del acuerdo sobre los tres años. Por ello, debe respetar y horar este acuerdo", ha argumentado, tal y como ha recogido el diario gambiano 'The Point'.

Njie ha destacado además es que "lo más importante es que el mundo entero sabe que la gente ha salido en gran número para protestar contra su deseo (de Barrow) de gobernar el país más allá de los tres años del acuerdo de coalición de 2016".

LO QUE FIJA LA CONSTITUCIÓN

La Constitución de Gambia no contempla, sin embargo, la convocatoria de elecciones en caso de que el presidente dimita. El artículo 63 de la Carta Magna establece que el mandato es de cinco años y, en caso de vacancia, estipula un procedimiento de sucesión.

Así, en caso de que el presidente falleciera en el ejercicio de sus funciones o "dejara el cargo" a causa de una moción de censura, incapacidad mental o física o mala conducta, sería sustituido por el vicepresidente --y si no hay vicepresidente, el presidente del Parlamento-- durante lo que quedara de su mandato.

De esta forma, resalta que, en caso de ser cesado en una moción de censura, el presidente del Parlamento debe pedir a la comisión electoral que convoque un referéndum en un plazo de 30 días para que la decisión sea ratificada o rechazada.

Por ello, para la celebración de nuevas elecciones, el Parlamento debería aprobar una enmienda de la Constitución que permita esta votación.

LA VICTORIA DE BARROW

Barrow, una figura relativamente desconocida cuando logró el apoyo de la coalición para presentarse a las presidenciales celebradas el 1 de diciembre de 2016, se impuso en la votación a Jamé, quien llevaba en el poder desde 1994, cuando encabezó un golpe de Estado.

El expresidente, quien se dirigió en Guinea Ecuatorial tras abandonar el cargo, aceptó en un primer momento los resultados de las elecciones presidenciales, pero después los rechazó y recurrió al Tribunal Supremo.

La situación forzó a Barrow a viajar a Senegal a la espera de que Jamé entregara el poder el 21 de enero de 2017, lo que no hizo, por lo que juró su cargo en la Embajada de Gambia en Dakar.

Tras ello, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) envió tropas para forzar a Jamé de que accediera a dejar el cargo, lo que hizo días después, dirigiéndose a Guinea Ecuatorial.

Gambia es uno de los países más pequeños de África y solo ha tenido dos gobernantes desde que consiguió su independencia en 1965. El régimen de Jamé ha sido denunciado por torturar y matar a opositores y activistas de los Derechos Humanos.

Barrow estableció tras llegar a la Presidencia la Comisión para la Verdad, la Reconciliación y las Reparaciones (TRRC), que investiga las acusaciones. Sin embargo, no emitirá sentencias, sino que recomendará la apertura de pesquisas.

El organismo fue creado por las autoridades para responder a las exigencias de los familiares de víctimas de desapariciones y torturas, que exigen justicia una vez llegó a su fin el régimen de Jamé.

Para leer más