21 de octubre de 2019
4 de julio de 2009

Aumenta a seis el número de muertos, entre ellos un bebé, en el incendio de un bloque de viviendas en Londres

LONDRES, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un bebé de tres semanas y un niño de dos años se encontraban entre las seis personas que murieron anoche en un incendio desatado en un bloque de viviendas de doce plantas ubicado en el sudeste de Londres, informaron los servicios de emergencia.

El fuego se desató en el cuarto piso en el barrio de Camberwell y se extendió rápidamente, según la Brigada de Bomberos de Londres. Aún así, los equipos de rescate lograron salvar a 30 personas del edificio, 20 de los cuáles fueron trasladadas al hospital. Una mujer y dos hombres murieron poco después de su llegada al centro médico.

Hasta un total de 18 dotaciones se desplazaron al lugar de los hechos con más de 100 bomberos que intentaban sofocar las llamas a pesar de que el fuego llegó hasta la undécima planta.

Por su parte, Tom Chidley, de la Brigada de Bomberos, dijo en declaraciones a la BBC recogidas por Europa Press, que debido a la situación de dificultad extrema, fue necesario el envío de más efectivos para controlar el fuego. "Al final éramos más de 100 personas trabajando, cuatro de ellas expertos de unidades de rescate de incendios", detalló.

"Todavía están buscando en el interior del bloque, pero confiamos en que no quedará más gente dentro. Estamos controlando planta por planta", precisó otro miembro del equipo de Bomberos.

EXPLOSIÓN

Aunque se desconocían las causas del incendio, se cree que el fuego se propagó por la escalera hasta el resto de las áreas comunes. Testigos añaden que escucharon una fuerte explosión antes de ver las llamas.

Carol Hunter, vecina que vive en un edificio colindante, explicó que al principio sólo veía humo aunque nadie parecía hacer nada para sofocarlo. "Luego, cinco minutos después, escuché un fuerte estruendo y las llamas se habían propagado por todo el edificio (...). Salí para ver que pasaba y tratar de ayudar a las víctimas y encontré a una mujer angustiada cuya hija se había quedado encerrada en un baño de la undécima planta junto con cinco niños más", agregó.