20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 22 de marzo de 2008

    Aumentan a 19 el número de muertos tras los disturbios de Lhasa

    Aumentan a 19 el número de muertos tras los disturbios de Lhasa
    REUTERS

       BEIJING, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

       Dieciocho civiles y un agente de la Policía han muerto durante los disturbios que han tenido lugar en la capital tibetana de Lhasa, la semana pasada, según informó el Gobierno regional tibetano.

       La cifra oficial de muertos anterior era 13, aunque los tibetanos en el exilio aseguran que el número de fallecidos asciende ya al centenar, y afirman que están convencidos de que la Policía china ha matado a muchos manifestantes que protestaban pacíficamente en la región.

       La situación de alarma que vive el país ha alertado a las autoridades, sobre todo ante la proximidad de la celebración de los Juegos Olímpicos el próximo agosto, ya que se están viendo afectados por la polémica.

       Por su parte, la portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, propuso ayer una investigación independiente ante las acusaciones del Gobierno de china al líder espiritual, Dalai Lama, al asegurar que él es el "instigador" de los enfrentamientos.

       Pelosi también instó a la comunidad internacional a que denuncie la "dura represión" que está llevando a cabo China a los manifestantes de la región de Tíbet.

       Las protestas comenzaron días atrás cuando cientos de monjes protagonizaron una manifestación con motivo del 49 aniversario del alzamiento de 1949 contra Beijing aplastado por el Ejército chino y que provocó la salida al exilio del Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet. Los disturbios continuaron durante toda la semana y se agravaron el viernes pasado durante las protestas tibetanas contra el régimen de Beijing.

       Durante la semana pasada la tensión entre manifestantes y Policía fue en aumento, al tiempo que unos 105 tibetanos se entregaron a la Policía tras su participación en los disturbios.

       Finalmente las autoridades hicieron oficial la muerte de trece manifestantes primero y 18 después, y reconocieron que varios agentes dispararon e hirieron a cuatro de ellos a principios de esta semana durante una protesta en una comunidad tibetana en la provincia de Sichuan, en el este del país.