19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 17 de mayo de 2014

    Aumentan a 24 los fallecidos por los enfrentamientos entre fuerzas irregulares e islamistas en Benghazi

    MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

    Al menos 24 personas han muerto y 150 han resultado heridas a causa de los enfrentamientos que se han producido este viernes entre fuerzas irregulares e islamistas en la ciudad de Benghazi, ubicada en el este de Libia, según ha informado la cadena Al Arabiya.

    La cifra de fallecidos ha sido proporcionada pro cuatro hospitales del interior y las afueras de Benghazi, donde las fuerzas leales al anterior líder rebelde, el general retirado Jalifa Haftar, han mantenido enfrentamientos con islamistas.

    Estas fuerzas irregulares han bombardeado las bases de Ansar al Sharia, vinculado a Al Qaeda, y otro grupo islamista en Benghazi que han protagonizado numerosos ataques contra los militares.

    La situación no está clara, pero testigos han indicado que un helicóptero del Ejército libio se ha usado en alguno de los ataques contra las bases islamistas. Haftar fue una figura importante en la revuelta contra el Gobierno Muamar Gadafi en 2011.

    El jefe del Ejército libio ha dicho a la televisión estatal que no habían dado la orden de atacar Benghazi. Sin embargo, horas más tarde, el primer ministro, Abdulá al Thinni, ha declarado que habían dado órdenes de ataque contra los grupos que intentasen llegar a la ciudad.

    Mohamed al Hejazi, portavoz del autoproclamado Ejército Nacional de Libia, ha rechazado las declaraciones de Al Thinni negando la legitimidad de sus tropas, y ha explicado que han forzado a los 'yihadistas' a salir de sus escondites ante el fracaso del Gobierno.

    "Le decimos que tenemos la legitimidad de los civiles que sufren diariamente por los asesinatos en la Policía y en las Fuerzas Armadas. Estamos combatiendo a las milicias que amenazan la estabilidad del país", ha dicho Al Hejazi.

    En este contexto, las autoridades libias han decidido cerrar el aeropuerto de Benghazi. "Se reabrirá dependiendo de la situación de seguridad en la ciudad", ha dicho su director, Ibrahim Farkash, a Reuters.

    Argelia, por su parte, ha enviado fuerzas especiales a Libia para evacuar a todo el personal de su Embajada en Trípoli en un avión militar, según han informado fuentes de seguridad a la agencia de noticias británica.

    Con su propio Ejército todavía recibiendo entrenamiento, el Gobierno libio no puede controlar las brigadas de antiguos rebeldes y milicianos que otrora combatieron al régimen de Gadafi pero que ahora se han negado a desarmarse y a menudo han retado al Estado.

    Para leer más