27 de enero de 2021
26 de noviembre de 2020

Australia notifica a diez militares que serán cesados por su papel en el asesinato de civiles en Afganistán

Australia notifica a diez militares que serán cesados por su papel en el asesinato de civiles en Afganistán
El primer ministro australiano, Scott Morrison. - AAPIMAGE / DPA

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Australia ha notificado a diez miembros de una unidad especial que serán cesados debido a su implicación en el asesinato de 39 civiles en Afganistán en el marco de su despliegue en el país centroasiático, crímenes revelados la semana pasada tras la publicación de un informe interno.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión australiana ABC, los avisos han sido enviados a diez integrantes de un regimiento especial de la Fuerza Aérea tras el inicio de "acciones administrativas" contra los implicados en estos crímenes.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ha resaltado que estas "acciones administrativas" han sido iniciadas contra "varios miembros del personal de la Fuerza de Defensa de Australia, en línea con la legislación y la política de defensa".

Fuentes del Ministerio citadas por este medio han señalado que los afectados por este posible proceso de expulsiones son miembros de un escuadrón disuelto tras la publicación del informe y de un segundo escuadrón de la Fuerza Aérea.

El Gobierno de Afganistán resaltó la semana pasada que el informe oficial publicado por Australia "es un paso necesario para garantizar la transparencia" y reclamó que "se haga justicia", al tiempo que indicó que el Ejecutivo y el Ejército australiano habían enviado cartas oficiales para "expresar su malestar y aversión por los sucesos, que tuvieron lugar entre 2005 y 2016.

Así, Kabul reveló que "en nombre del Gobierno y el pueblo de Australia, se han disculpado tanto ante el pueblo como ante el Ejecutivo de Afganistán por estas violaciones y han asegurado que cumplirán las recomendaciones de la Investigación sobre Afganistán y darán justicia y compensaciones a los familiares de las víctimas".

El documento, que se presentó el 18 de noviembre, pide la investigación criminal, el enjuiciamiento y la retirada de las medallas de 19 soldados, y también recoge el trato "cruel" contra otros dos civiles por parte de las tropas australianas.

Los resultados de la investigación final sobre estos posibles crímenes de guerra cometidos revelaron que hay "información creíble" de que 25 miembros actuales o antiguos de las Fuerzas de Defensa de Australia estuvieron involucrados en delitos graves, ya sea cometiéndolos o siendo "cómplices".

En este sentido, el jefe de las Fuerzas Armadas australianas, Angus Campbell, detalló que ninguno de estos supuestos asesinatos fue cometido "en el fragor de la batalla". Así, agregó ninguno de ellos "se produjo en circunstancias en las que la intención del autor no estuviera clara, fuera confundida o equivocada".

Para leer más