21 de agosto de 2019
19 de julio de 2008

Australia/Vaticano.- Casi tres mil españoles se reúnen con los obispos en Sídney

SIDNEY, 19 Jul. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, José María Navalpotro) -

Entre dos mil y tres mil españoles, según fuentes de la Conferencia Episcopal, han acudido esta mañana (noche española) al céntrico hotel Westin, en la "city" de Sidney, a la Eucaristía celebrada por los obispos españoles.

El amplio salón de actos del hotel, un rascacielos, en medio de la céntrica Martin Place, ha albergado la Misa presidida por el cardenal Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Madrid, por los cardenales Cañizares y Martínez Sistach, y por la restante quincena de obispos españoles desplazados a tierras australianas, así como más de medio centenar de sacerdotes, muchos de ellos, significativamente, de la archidiócesis de Madrid

En un ambiente participativo, lleno de banderas españolas, vascas, valencianas y de todas las autonomías, el cardenal Rouco ha animado en su homilía, con un tono personal, a que los peregrinos se conviertan: "La experiencia de peregrinación desde la otra panza del planeta, si no nos sirve para aclarar nuestra vocación, de poco sirve". Y, acto seguido, recordó a los jóvenes: "Si no os habéis confesado, hacedlo ya". Al concluir, exhortó: "Que el Espíritu del Señor venga de nuevo a nuestros corazones para que le demos un sí generoso y entregado".

Al acabar la misa, los jóvenes han emprendido peregrinación, muchos de ellos a pie hasta el "Recinto de la Cruz del Sur", compuesto por el parque Centennial y por el Hipódromo de Randwick, escenario de la vigilia de esta tarde con el papa, desde las 7 (en Australia). Desde hace horas, los jóvenes van llenando el inmenso recinto después de caminar horas en muchos casos en medio de canciones y oraciones.

En declaraciones a Europa Press, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, destacaba que en esta jornada "se constata, por un lado, la catolicidad de la Iglesia. En segundo lugar, que los jóvenes buscan a Cristo. Y en tercer lugar, que ellos se convencen de que pueden y deben evangelizar. De que deben formarse para ello. Y todo, en un clima de alegría".

Por su parte, el secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, aseguró a Europa Press que "estas jornadas confirman que el movimiento de jóvenes católicos es más vigoroso. Y se ha gestado en gran parte gracias a estas jornadas. Es una esperanza para la Iglesia. Conozco seminaristas y monjes que han visto su vocación en este tipo de encuentros". Además, ha subrayado que posiblemente sea la Jornada en la que toman parte representantes de mayor número de países, ya que han podido venir de naciones oceánicas muy pequeñas, muchas de ellas islas, que por motivos económicos antes no habían podido acudir.