1 de marzo de 2021
28 de noviembre de 2014

El autoproclamado primer ministro de Libia advierte de una posible secesión

TRÍPOLI, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El autoproclamado primer ministro de Libia, Omar al Hassi, ha advertido de que los intentos de su rival, Abdulá al Thinni --el jefe de Gobierno reconocido internacionalmente--, por controlar las refinerías de petróleo pueden traducirse en un conflicto que lleve al país a dividirse en dos.

Al Hassi ha lanzado el aviso después de que Al Thinni reclamara la autoría de los recientes bombardeos aéreos en el aeropuerto 'Mitigate' de Trípoli, con lo que ha aumentado la tensión entre ambas partes.

En un intento de controlar la industria del petróleo, el Gobierno de Al Thinni ha anunciado este miércoles el nombramiento de al Mabrook Bou Seif como nuevo jefe de la Corporación Nacional de Petróleo (NOC), después de haber obligado a dimitir al antiguo presidente de la empresa estatal, Mustafá Sanalá.

"El petróleo en Libia ha llegado a ser parte de la guerra", ha dicho Al Hassi a la agencia de noticias Reuters en una entrevista. "Teníamos la esperanza de no llegar a estos extremos", ha lamentado. El autoproclamado primer ministro libio cree que el país se partirá en dos si la comunidad internacional permite que Al Thinni tenga su propio jefe de la NOC.

UN FUTURO PROBLEMA

"Ayudar a Al Thinni a crear su propia empresa petrolífera significa ayudarle a romper Libia en dos", ha dicho Al Hassi este jueves. "Occidente será responsable de este futuro problema", ha añadido.

El jefe del autoproclamado Gobierno ha dicho que Al Thinni trata de ayudar al exgeneral Jalifa Haftar, líder del grupo que se ha unido al Ejército para combatir a los islamistas en el este del país.

"Ha habido intentos de crear un Tribunal Supremo en el este, un banco central y un ministerio de petróleo independientes", ha alertado Al Hassi. El Gobierno de Al Thinni niega las acusaciones de secesión.

El autoproclamado primer ministro también ha advertido de que al Mabrook pertenece a la misma tribu que el exlíder rebelde Ibrahim Jathran, que controló los puertos del este del país durante un año en un intento de presionar para conseguir la autonomía de la región.

Jathran, que reabrió los puertos en abril tras un acuerdo con Al Thinni, ha dicho que presionará para conseguir la secesión del este si la comunidad internacional reconoce el Gobierno de Al Hassi.

El líder del nuevo Gobierno ha dicho que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha contribuido a la escalada de tensión al negarse a invitar a su ministro de Petróleo, Mashalá Zwai, a una reunión de este jueves a la que sí acudió el gabinete del Gobierno de Trípoli.

Turquía podría mediar entre las partes, según Al Hassi, ya que tienen intereses en Libia. "Todo el mundo respeta a Turquía", ha asegurado. "Turquía quiere una solución para Libia, por lo que puede iniciarla, ya que piensa en su economía", ha añadido.

Libia tiene dos gobiernos que luchan entre sí por el poder desde agosto de 2014, cuando el grupo Amanecer Libio, relacionado con los islamistas, tomó Trípoli y obligó al primer ministro, Thinni, a dimitir y trasladarse a la frontera con Egipto.

Para leer más