27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 12 de junio de 2019

    Las autoridades kurdas sirias impedirán la venta de trigo al territorio bajo control gubernamental

    Las autoridades kurdas sirias impedirán la venta de trigo al territorio bajo control gubernamental
    OMAR SANADIKI/REUTERS - ARCHIVO

    QAMISHLI (SIRIA)/BEIRUT, 12 Jun. (Reuters/EP) -

    Las autoridades kurdas en el norte de Siria, una región granero del país, prohibirán la llegada de trigo al territorio bajo control del Gobierno en un intento por impulsar sus reservas, según ha contado a Reuters uno de sus responsables.

    La región que abarca el norte y el este de Siria es una de las principales fuentes de trigo para Damasco, que importa buena parte de su demanda, lo que se suma a sus problemas ante las sanciones occidentales.

    Salman Barodo, responsable de la junta económica y agrícola de la región, ha dicho que su producción de trigo en 2019 alcanzará las 900.000 toneladas, incluso con los daños ocasionados por las lluvias y los incendios que han arrasado campos de cultivo.

    La cosecha fue de unas 350.000 toneladas de trigo, ha señalado, de las cuales el Gobierno de Damasco compró 100.000 toneladas, alrededor del 40 por ciento de lo que compró en toda Siria.

    Los combatientes kurdos y sus aliados controlan alrededor de una cuarta parte de Siria. Se trata de un territorio rico en petróleo, agua y tierras de cultivo, algo que sirve de palanca a los líderes kurdos, si bien sus intentos por negociar con Damasco para salvaguardar su autonomía no han llegado a buen puerto.

    Tres de las provincias que generan casi el 70 por ciento de la producción de trigo del país están casi en su totalidad en manos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que lideran las milicias kurdas sirias YPG y que cuentan con el apoyo de Estados Unidos.

    "No permitiremos que ni un solo grano de trigo salga" este año, ha asegurado Barodo en la ciudad de Qamishli. "Lo necesitamos para semillas y harina. Esta es una decisión para garantizar la subsistencia de nuestros ciudadanos", ha justificado.

    Bajo presión de los agricultores, las autoridades han dado marcha atrás a su intención de prohibir la venta de trigo a cualquiera, incluido Damasco. Ahora, los residentes podrán seguir vendiendo al Gobierno, pero las fuerzas de seguridad en los puestos de control detendrán a los comerciantes o trabajadores estatales que trasladen el grano llegado el caso. Asimismo, según Barodo, intentarán evitar el contrabando después de que comience la recolección este verano.

    La guerra y la sequía han reducido la producción de Siria. Tras la menor cosecha en tres décadas en 2018, se espera que el Gobierno sirio importe unos 1,5 millones de toneladas de trigo este año, principalmente de su aliado Rusia.

    Badran Jia Kurd, un alto cargo kurdo, ha aclarado que la medida en enmarca en un plan para mantener un stock estratégico a dos años vista. "No es una decisión política para imponer un asedio a Damasco, para nada", ha asegurado. "Es una decisión para mantener la cosecha en la región para el consumo local", ha agregado.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Internacional