19 de septiembre de 2019
25 de julio de 2010

Una avalancha humana deja 18 muertos en el festival 'Love Parade' de Alemania

Una avalancha humana deja 18 muertos en el festival 'Love Parade' de Alemania
REUTERS

DUISBURG, 25 Jul. (Reuters/EP) -

Una avalancha humana ha dejado al menos 18 muertos y más de 80 heridos durante la celebración del festival de música electrónica Love Parade, uno de los más importantes y multitudinarios de Europa, que este año se celebraba en la localidad de Duisburgo, en el este de Alemania.

La estampida se produjo a la entrada de un ancho túnel en una estación de ferrocarril abandonada, donde iba a tener lugar parte del evento, a causa de un "brote de pánico" por lo abarrotado del lugar. El festival, que según fuentes policiales había reunido a cerca de 1,4 millones de personas, no fue cancelado a pesar del suceso, ya que las autoridades temían que se produjese una segunda situación fuera de control. Finalmente, los organizadores decidieron suspenderlo tras confirmarse las muertes.

Los líderes alemanes han comenzado a expresar sus condolencias. "Es terrible que esta catástrofe haya dejado muerte, sufrimiento y dolor a un festival pacífico, lleno de jóvenes de tantos lugares", indicó el presidente alemán Christian Wulff.

La canciller Ángela Merkel envió sus condolencias a los familiares de las víctimas. "Estos jóvenes fueron a festejar y encontraron la muerte. Estoy consternada y triste por tanto dolor y sufrimiento", expresó Merkel en su comunicado.

Aunque en un primer momento se confirmó la muerte de 15 personas, las autoridades alemanas elevaron poco después a 18 la cifra de muertos y redujeron a 80 la de heridos. Uno de los médicos del hospital Johanniter señaló a Reuters que al menos una veintena de los heridos se encuentran en estado grave.

La primera edición del festival tuvo lugar en 1989 en Berlín para promover la paz a través de la música en el contexto de la caída del Muro de separación entre las antiguas dos Alemanias. Desde entonces, se han celebrado ediciones alternativas en otras partes del mundo, como San Francisco (Estados Unidos), Caracas (Venezuela), o Rotterdam (Países Bajos).