13 de noviembre de 2019
4 de junio de 2019

Babis dice que el informe de la UE sobre sus presuntos abusos es "un ataque contra República Checa"

Babis dice que el informe de la UE sobre sus presuntos abusos es "un ataque contra República Checa"
REUTERS / DAVID W CERNY - ARCHIVO

PRAGA, 4 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de República Checa, Andrej Babis, ha sostenido este martes que el informe de la Comisión Europea que apunta a un posible conflicto de intereses del jefe de Gobierno por sus negocios es "un ataque contra República Checa".

La Comisión Europea ha determinado que Babis incurrió en un conflicto de intereses por las ramificaciones de su imperio empresarial, según un informe adelantado el pasado viernes por un periódico local y que, de ser confirmado, podría derivar en la pérdida de fondos europeos para República Checa.

El principal foco de disputa gira en torno a Agrofert, un conglomerado de 250 empresas que Babis transfirió en 2017 a un fondo fiduciario. La firma recibe cada año decenas de millones de euros de fondos europeos, la mayoría de ellos ayudas agrarias que no estarían afectadas por las investigaciones en curso.

Babis, que ha negado cualquier irregularidad, ha insistido este martes en que República Checa no devolverá ningún dinero, algo que, de producirse, tendría un impacto notable en el presupuesto del país europeo.

"Una auditoría dudosa, un ataque contra mí y contra República Checa, repito, no devolveremos nada", ha dicho Babis desde el Parlamento.

El líder del partido opositor ODS, Petr Fiala, pidió el lunes a Babis a que se sometiera a una cuestión de confianza en la sede legislativa tras esta "devastadora" información.

Babis se negó y retó a Fiala a impulsar una moción de censura. "Si quiere que haya una votación sobre la confianza (del Parlamento en el Gobierno) que lo haga", le dijo.

Entretanto, este martes hay convocada otra gran manifestación contra Babis en Praga a la que los organizadores esperan que acudan 100.000 personas.

El fiscal general de República Checa, Pavel Zeman, está analizando si hay base legal para abrir una investigación formal contra el primer ministro.