24 de agosto de 2019
10 de septiembre de 2018

Bachelet aboga por un mecanismo internacional que recabe pruebas de los crímenes contra los rohingya

Bachelet aboga por un mecanismo internacional que recabe pruebas de los crímenes contra los rohingya
REUTERS / POOL NEW

GINEBRA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha abogado este lunes por la creación de un mecanismo internacional que recabe pruebas de los crímenes contra la minoría musulmana rohingya en Birmania, incluidos asesinatos y torturas, con vistas a un futuro procesamiento.

En su primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos desde que asumió el cargo el pasado 1 de septiembre, Bachelet ha defendido que "este mecanismo también complementaría y apoyaría el examen preliminar de la fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI)".

"Insto al Consejo (de Derechos Humanos) a aprobar una resolución y remitir el asunto a la Asamblea General (de la ONU) para su respaldo con el fin de que dicho mecanismo pueda ser establecido", ha reclamado la expresidenta chilena.

Bachelet ha recordado los hallazgos de la misión internacional sobre Birmania en cuanto a las "graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario" en los estados birmanos de Kachin, Shan y Rajine que constituirían "delitos bajo el Derecho Internacional" y en particular ha hecho hincapié en las "fuertes pruebas que apuntan a genocidio, exterminio y deportación de rohingyas".

Además, ha indicado que "los ataques y la persecución" continúan en Rajine, con 12.000 rohingyas que han buscado refugio este año en el vecino Bangladesh.

PETICIÓN A CHINA

Por otra parte, ha pedido a China que permita la entrada de observadores al país tras las denuncias "profundamente perturbadoras" de la existencia de grandes campos de reeducación en los que están detenidos miembros de la minoría uigur en la provincia de Xinjiang, en el oeste. También se estarían produciendo violaciones de los Derechos Humanos en otras regiones, ha añadido, pidiendo a Pekín que permita el acceso de su oficina a "todas la regiones de China".

Bachelet también ha instado a la coalición militar que lidera Arabia Saudí en Yemen a mostrar una mayor transparencia en su actuación y a hacer rendir cuentas a los autores de ataques aéreos mortales contra civiles, incluido el registrado contra un autobús con niños en Saada en agosto.

"Es crucial que haya investigaciones internacionales e independientes continuadas sobre las denuncias de violaciones de Derecho Internacional Humanitario y crímenes de guerra, especialmente a la luz de la aparente incapacidad de las partes en el conflicto para realizar investigaciones imparciales", ha defendido.

En cuanto a Siria, ha expresado su preocupación por las operaciones militares en Idlib, último bastión rebelde, y ha recordado a las partes la necesidad de respetar las leyes de la guerra y de "no escatimar esfuerzos para minimizar el impacto del conflicto armado en los civiles y garantizar su protección, incluido el acceso a ayuda".

ESPERANZA POR COREA DEL NORTE Y LA PAZ ENTRE ETIOPÍA Y ERITREA

En otro orden de cosas, la jefa de DDHH de la ONU ha considerado que la distensión en la península de Corea es "un oportunidad histórica para abordar desde el principio las graves violaciones de Derechos Humanos" en Corea del Norte. "La discusión de los derechos de millones de personas no puede aplazarse por conveniencia u otros factores", ha defendido.

La expresidenta chilena ha subrayado que el acuerdo de paz firmado entre Etiopía y Eritrea el pasado julio "ofrece esperanza para el fin de décadas de punto muerto entre los dos países, que ha tenido un impacto muy grave en los ciudadanos de ambos lados de la frontera".

Así, ha señalado que su oficina está "dispuesta a apoyar a ambos países en la protección de los Derechos Humanos" y en particular, ha dicho, "estamos deseando ver el fin del servicio militar obligatorio indefinido en el Ejército eritreo".

Al Gobierno etíope le ha pedido "una investigación imparcial, independiente y exhaustiva sobre las violaciones de Derechos Humanos que presuntamente se han producido, con plena rendición de cuentas para los autores" por los enfrentamientos intercomunitarios en el suroeste del país que han dejado más de 900.000 desplazados.

En cuanto a Sudán del Sur, ha pedido a las partes que "reconozcan su parte de responsabilidad por las violaciones sufridas por tantos en todo el país, ayudando a establecer y hacer operativo el esperado Tribuna Híbrido, especialmente firmando su estatuto".

Además, Bachelet ha expresado su preocupación por la amnistía general anunciada por el presidente sursudanés, Salva Kiir, "que podría resultar en proteger de la justicia a un gran número de perpetradores de graves violaciones de los Derechos Humanos tanto de las fuerzas gubernamentales como de los grupos armados".

En este sentido, ha recordado que las amnistías no pueden librar del procesamiento a "personas que podrían ser penalmente responsables de crímenes de guerra, genocidio, crímenes contra la Humanidad o graves violaciones de los Derechos Humanos".