17 de enero de 2020
6 de diciembre de 2019

Bachelet cifra en 208 los muertos en las protestas en Irán y pide "transparencia" a Teherán

Su oficina cuenta con imágenes que muestran a miembros de las fuerzas de seguridad matando a manifestantes desarmados y por la espalda

Bachelet cifra en 208 los muertos en las protestas en Irán y pide "transparencia" a Teherán
Protesta en Irán contra el aumento de los precios del combustible - VIA REUTERS / WANA NEWS AGENCY

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 personas habrían muerto durante la represión de las protestas antigubernamentales registradas a mediados de noviembre en Irán, según las últimas informaciones de las que dispone la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que ha denunciado la falta de "transparencia" de las autoridades iraníes y la contundente violencia empleada contra los manifestantes.

Según la información recabada por su oficina, durante los cinco días de protestas que comenzaron el 15 de noviembre, al menos 208 personas murieron, entre ellas trece mujeres y doce menores, si bien, hay informaciones que no han podido verificar que apuntan a que la cifra sería "de más del doble".

Por otra parte, al menos 7.000 personas habrían sido detenidas en 28 de las 31 provincias del país. Bachelet ha expresado su "preocupación extrema por su trato físico, las violaciones de su derecho al debido proceso y la posibilidad de que un número significativo de ellos puedan ser acusados de delitos que conllevan la pena de muerte, además de las condiciones bajo las que están retenidos".

"En tales circunstancias, con tantas muertes registradas, es esencial que las autoridades actúen con mucha más transparencia", ha defendido la jefa de Derechos Humanos de la ONU en un comunicado. En este sentido, ha reclamado que se lleven a cabo "investigaciones rápidas, independientes e imparciales de todas las violaciones que se han producido, incluida la muerte de manifestantes y las supuestas muertes y malos tratos bajo custodia".

Además, ha incidido Bachelet, "los responsables deben rendir cuentas", habida cuenta de que "parece haber múltiples violaciones de la Convención Internacional de Derechos Políticos y Civiles, que Irán ha ratificado y está obligado a cumplir".

La oficina de Bachelet ha recibido imágenes verificadas en las que se ve "el uso de violencia grave contra manifestantes, incluidos miembros armados de las fuerzas de seguridad disparando desde el tejado de un edificio en una ciudad y desde helicópteros en otra".

También cuentan con imágenes que muestran aparentemente a "las fuerzas de seguridad disparando contra manifestantes desarmados por la espalda cuando huían y disparando a otros directamente en la cara o en órganos vitales, es decir, disparando a matar", ha precisado Bachelet, recordando que ello constituye "violaciones claras de las normas y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza y graves violaciones de los Derechos Humanos".

MANIFESTANTES DISPARADOS CON AMETRALLADORAS

Uno de los casos más graves fue el ocurrido el 18 de noviembre en Mahshahr, donde la información recibida corroboraría que las fuerzas de seguridad emplearon ametralladoras contra los manifestantes en una plaza, incluidas personas que huían y que estaban escondidas en los alrededores, lo que se saldó con al menos 23 muertos.

Aunque "hay informaciones enfrentadas sobre si había o no personas armadas entre los manifestantes", Bachelet ha dejado claro que "esto no justifica en ningún modo una reacción tan indiscriminada, horrible y mortal por parte de las fuerzas de seguridad".

El Alto Comisionado también dispone de información sobre malos tratos contra detenidos para extraer confesiones. "Muchos de los manifestantes detenidos no han tenido acceso a un abogado, lo que significa que no se ha respetado el debido proceso", ha denunciado la expresidenta chilena.

Además, ha expresado su preocupación por la supuesta intimidación de la que estarían siendo objeto los periodistas que intentan informar de la situación tanto desde dentro como desde fuera del país, después de que familiares de periodistas iraníes que trabajan para cadenas extranjeras hayan sido presuntamente convocados y amenazados con represalias por oficiales de Inteligencia.

"En resumen, la imagen que emerge ahora de Irán es extremadamente perturbadora", ha comentado Bachelet. "Insto a las autoridades a que liberen inmediatamente a todos los manifestantes que fueron privados arbitrariamente de su libertad y que garanticen su derecho al debido proceso".

En caso de que haya nuevas protestas, ha reclamado la jefa de Derechos Humanos, ha instado al Gobierno iraní a "respetar el derecho de los iraníes a ejercer la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación" además de restringir "el uso de la fuerza lo máximo posible, como contemplan los estándares internacionales".