10 de julio de 2020
3 de junio de 2020

Bachelet urge a EEUU a escuchar las quejas de los manifestantes para superar su "trágica historia de racismo"

Bachelet urge a EEUU a escuchar las quejas de los manifestantes para superar su "trágica historia de racismo"
La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet - ANTTI AIMO-KOIVISTO/LEHTIKUVA/DP / DPA - ARCHIVO

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha instado este miércoles a Estados Unidos a escuchar y abordar las quejas de quienes han tomado las calles para protestar por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, si el país quiere superar su "trágica historia de racismo".

"Las voces que piden dejar de matar a afroamericanos desarmados tienen que ser escuchadas; las voces que piden acabar con la violencia policial tienen que ser escuchadas; las voces que piden poner fin al racismo endémico y estructural que socava la sociedad estadounidense tienen que ser escuchadas", ha dicho Bachelet.

La ex presidenta chilena ha recordado que "siempre, pero especialmente durante una crisis, los líderes deben condenar inequívocamente el racismo" para, en este caso concreto, demostrar que han entendido lo que ha llevado a la gente al "punto ebullición" y "escuchar, aprender y tomar acciones que realmente aborden las desigualdades".

La jefa de Derechos Humanos de la ONU ha dado la voz de alarma por las "informaciones creíbles" que ha recibido su oficina sobre "un uso de la fuerza innecesario y desproporcionado" por parte de los agentes para dispersar a manifestantes pacíficos que en algunos casos ya se estaban retirando usando para ello balas de goma o gases lacrimógenos.

Ha llamado la atención sobre los ataques a los periodistas que cubrían las protestas, algunos de los cuales incluso han sido detenidos en plena emisión. "Es un ataque sin precedentes contra la prensa", ha dicho sin paliativos. Para Bachelet, "resulta especialmente impactante dado que la libertad de expresión es uno de los principios fundacionales de Estados Unidos". "Pido a las autoridades de todos los niveles que dejen claro el mensaje: Los periodistas tienen que poder hacer su importante trabajo", ha enfatizado.

Bachelet también ha condenado los ataques que se han producido contra miembros de las fuerzas de seguridad y los disturbios y saqueos. A este respecto, ha defendido qyue "la violencia y la destrucción de propiedades y vecindarios no resuelve los problemas de la brutalidad policial y de la arraigada discriminación" y ha instado a los manifestantes a "expresar sus demandas de Justicia de forma pacífica".

Además, ha reclamado que todas las acciones ya sean de las autoridades o de los manifestantes que hayan resultado en muertos o heridos sean objeto de "una investigación independiente, imparcial y transparente".

DECLARACIONES ESTIGMATIZANTES

Por otro lado, ha expresado su "profunda preocupación" por "las declaraciones que han intentado identificar a los manifestantes con terroristas o deslegitimar el duelo masivo y la protesta pacífica señalando a la violencia o a la destrucción de propiedades que se han producido en varias localidades".

"No puede haber dudas sobre qué o quién está detrás de estas protestas", ha afirmado. "Hemos visto miles de miles de manifestantes pacíficos, de diversa procedencia, tomando las calles en demanda de sus derechos y pidiendo un cambio", ha reivindicado.

En lugar de cuestionar la legitimidad de las protestas, Bachelet ha aconsejado llevar a cabo "un profundo análisis de un amplio abanico de temas, incluidos los factores socioeconómicos y la arraigada discriminación" haciendo partícipes a las comunidades en la toma de decisiones.

Asimismo, ha advertido de que el fenómeno no se circunscribe solamente a Estados Unidos, puesto que "el racismo estructural y la violencia policial pueden encontrarse en todo el mundo".

"La rabia que hemos visto en Estados Unidos, que ha estallado justo cuando al COVID-19 ha expuesto las claras desigualdades en la sociedad, muestra por qué son necesarias reformas de alcance y un diálogo inclusivo para romper el ciclo de impunidad para las ejecuciones extrajudiciales por parte de la Policía por motivos raciales", ha concluido.