24 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2006

La baja popularidad de Bush y la oposición a la guerra animan a los demócratas a recuperar el control del Congreso

La baja popularidad de Bush y la oposición a la guerra animan a los demócratas a recuperar el control del Congreso

TEXAS (ESTADOS UNIDOS), 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Pocas veces ha recibido tanta expectativa unas elecciones legislativas de mitad de periodo como las que se celebrarán dentro de una semana en Estados Unidos, el próximo martes 7 de noviembre. Los bajos índices de popularidad del presidente norteamericano, George W. Bush, y la creciente oposición a la guerra en Irak han alimentado las expectativas de los demócratas para recuperar la Cámara Alta del Congreso que perdieron en 2003 en favor de los republicanos y que ha permitido al presidente Bush desarrollar su programa política sin mayor dificultad.

Serán necesario que los demócratas recuperen al menos seis escaños para lograr la mayoría en el Senado, contando con el voto independiente de Vermont, cuyo senador se retira este año. Por su parte, los republicanos necesitan únicamente mantener 50 escaños del Senado (la mitad del hemiciclo) para continuar liderando la Cámara ya que el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, es presidente también del Senado y como republicano podría romper cualquier empate a favor de los conservadores.

El Senado cuenta con un total de cien escaños, correspondiendo dos escaños a cada estado de los cincuenta que forman la Unión, independientemente del tamaño o población que posea, de ahí la importancia que tiene cualquier cambio que se produzca por poco relevante que pueda ser el estado en el contexto del país.

En 2006, la lucha por el Senado se centrará principalmente en los estados de Maryland, Missouri, Montana, New Jersey, Ohio, Pennsylvania, Rodee Islán, Tennessee y Virginia. La retirada de senadores, como es el caso del demócrata por Maryland, Paul Sarbanes, o las ambiciones presidenciales de otros como es el caso del republicano por Tennessee y líder de la mayoría conservadora, Bill Frist, hacen más vulnerables a los ataques de la oposición dichos escaños.

Actualmente el Senado cuenta con 55 miembros republicanos, 44 demócratas y un independiente que hasta el momento ha actuado siempre a favor de las tesis demócratas.

Entre los contendientes más destacados por diferentes razones en 2006 se encuentran la senadora demócrata por Nueva York, Hillary Rodham Clinton, el republicano por Pennsylvania Rick Santorum --objeto del ataque demócrata en un estado que en las últimas elecciones voto por los liberales--, el demócrata Robert Menendez por New Jersey, en periodo de sustitución del anterior senador elegido como gobernador, y el republicano por Viriginia George Allen, en medio de una fuerte controversia tras calificar de 'macaco' a un joven de origen indio-americano y darle la bienvenida a Estados Unidos pese a ser ciudadano norteamericano y nacido en Virginia.

REGENERACIÓN DE LA CAMARA

La Cámara de Representantes norteamericana será renovada totalmente, estando compuesta en la actualidad por 435 escaños. Los republicanos cuentan con una mayoría de 231 representantes, frente a los 201 legisladores demócratas y uno independiente, asimismo, hay tres vacantes en el estado de Nueva Jersey, Texas y Florida.

La elección de representantes no atrae tanta atención como la elección de senadores y gobernadores, ya que como en el caso de California con 53 representantes es un número elevado. Sin embargo, en estados como el de Hawaii o Nuevo México donde el número de representantes --que se otorgan en función del número de habitantes-- es bajo, la atención popular es similar a las elecciones de senadores o gobernadores.

La Cámara de Representantes cuenta con mayoría republicana desde 1995 y es poco probable que en esta ocasión se produzca un cambio de la tendencia. Sin embargo, los demócratas intentan aprovechar el descontento en temas como la guerra en Irak o la investigación con células madre, entre otras para arrebatar puestos.

Del total de 435 escaños, se considera que alrededor de 350 difícilmente cambiarán de signo político, mientras que entre 15 y 20 escaños podrían cambiar de tendencia. Los republicanos cuentan con una ventaja de 28 escaños y los demócratas necesitarían arrebatar 15 para tomar el control de la Cámara.

El primer distrito --de un total de tres-- del estado de Nuevo México es un claro ejemplo de la fuerte rivalidad entre candidatos para la Cámara de Representantes. Desde que en 1968 se creara este distrito siempre han dominado los republicanos, siendo la actual representante Heather A. Wilson elegida en cuatro ocasiones desde 1998.

La candidata demócrata, Patricia Madrid, cuenta en esta ocasión con ventaja en las encuestas lo que podría hacer cambiar este baluarte del republicanismo. La estrategia demócrata consiste en vincular a Wilson con su apoyo a las políticas de Bush --en mínimos de popularidad--, mientras que la estrategia republicana, por el contrario, intenta enfocar en lo local la atención sobre los candidatos.

ELECCIÓN A GOBERNADORES

En las elecciones legislativas de 2006 un total de 36 de los 50 estados de la Unión elegirá a su nuevo gobernador por un periodo de cuatro años --con la excepción de Vermont y New Hampshire, cuyo mandato es de dos años--. De los 36 gobernadores 22 de los que deben ser elegidos son actualmente republicanos, mientras que 14 son demócratas.

La actual situación de indefinición política se ha transmitido también a la elección de gobernador, siendo la lucha por el cargo en los estados de Iowa, Michigan y Wisconsin los más disputados entre los candidatos. Por regla general, coinciden dichos estados con la retirada del actual gobernador o el final de su mandato.

Es el caso del gobernador republicano por el estado de Florida, Jeb Bush, hermano del presidente estadounidense, George Bush, así como del gobernador republicano por el estado de Nueva York, George Pataki. Otros gobernadores que por cualquier razón abandonan el cargo son los de Iowa, Massachusetts y Arkansas tal vez con la vista puesta en las presidenciales de 2008.

En el caso del gobernador republicano por el estado de California y actor, Arnold Schwarzenegger, su participación en las elecciones para la reelección, sólo dos años después de lograr el puesto de gobernador, se debe a que sustituyó al anterior a mitad de mandato al ser éste depuesto del cargo en 2004.