25 de agosto de 2019
21 de agosto de 2014

Bergdahl quiere abandonar el servicio militar y regresar a su vida de civil, según su abogado

SAN ANTONIO (ESTADOS UNIDOS), 21 Ago. (Reuters/EP) -

El sargento del Ejército estadounidense Bowe Bergdahl, que pasó cinco años secuestrado por los talibán afganos y que hace frente a una investigación militar por su conducta, quiere abandonar el servicio militar y regresar a su vida de civil, según su abogado.

"Está preparado para abrir un nuevo capítulo de su vida. Le gustaría iniciar una educación universitaria", ha dicho Eugene Fidell. "la gente que pasa este tipo de experiencia tiende a no quedarse en el servicio militar. Es el momento de que el sargento Bergdahl pase a ser Bowe Berghdal y siga con su vida", ha remachado.

En julio, el Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó que Bergdahl había completado su "proceso de reintegración" y anunció su regreso al servicio activo.

Aunque las investigaciones abiertas sobre los hechos y las circunstancias que rodearon a su desaparición y captura siguen abiertas, el militar se incorporó a una base del Ejército en San Antonio, en el estado de Texas.

Bergdahl estuvo ingresado como paciente en un hospital militar durante unas tres semanas, periodo en el que participó en sesiones en las que ha tenido que hablar sobre su secuestro. El sargento estadounidense fue puesto en libertad a cambio de cinco presos talibán.

En julio, el senador demócrata por Michigan Carl Levin, que preside la Comisión de Fuerzas Armadas de la Cámara Alta, difundió sendas cartas de los miembros de la cúpula militar en la que expresaban su respaldo a la liberación del sargento, tras las críticas por haber logrado traer a Estados Unidos a un militar que podría haberse pasado al enemigo en Afganistán por voluntad propia.

Para leer más