30 de mayo de 2020
18 de marzo de 2014

Biden lamenta el "desafío" y el "creciente militarismo" de Rusia y pide que "todo el mundo" rechace sus pasos

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha lamentado el "desafío" que ha realizado Rusia al firmar la anexión de la península de Crimea y su "creciente militarismo", al tiempo que ha reclamado que "todo el mundo" rechace el referéndum "ilegal" celebrado este domingo y los pasos dados por el presidente ruso, Vladimir Putin, para incorporar la península a su territorio.

En rueda de prensa conjunta en Varsovia con el primer ministro polaco, Donald Tusk, Biden ha subrayado que las últimas decisiones del mandatario ruso suponen "un desafío" y ha lamentado que los ucranianos hayan tenido que aguantar el "creciente militarismo" de Rusia. "Hoy es más importanteque nunca que los amigos estén más juntos", ha afirmado Biden, dirigiéndose a Tusk.

El primer ministro polaco ha agradecido a Estados Unidos su apoyo, ha asegurado que la anexión de Crimea por parte de Rusia supone "un desafío para todo el mundo" y ha reclamado que Europa responda a las acciones del Gobierno de Moscú "con una sola voz".

Tras destacar que "el pueblo de Ucrania ha trabajado intensamente" para lograr un "futuro más democrático" con "vínculos económicos y culturales" con Europa, Biden ha hecho hincapié en que "los ucranianos no son responsables del crecimiento militarista que están sufriendo". "El referéndum tienen que ser rechazado por todo el mundo", ha subrayado.

Biden ha dejado claro que los "pasos" que están dando el mandatario ruso y su Gobierno "tienen que ser rechazados por la comunidad internacional". "Hay que defender la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", ha afirmado, antes de insistir en que lo sucedido en Crimea supone una "violación de la legalidad internacional".

"El mundo ha visto la acción de Rusia y la ha rechazado", ha asegurado el vicepresidente estadounidense, para después recordar que Rusia se quedó sola en su defensa del referéndum de Crimea en el Consejo de Seguridad, donde trece de los quince países miembro rechazaron la consulta. "Rusia se quedó sola ante todo el mundo", ha destacado.

HABRÁ SANCIONES ADICIONALES

Biden ha confiado en que las sanciones encaminadas al "aislamiento económico" de Rusia llamarán la atención del Gobierno de Moscú para "no perseverar" en acciones como la de Crimea y ha adelantado que habrá "sanciones adicionales" por este tema.

En este sentido, ha afirmado que Estados Unidos dará préstamos por valor de varios millones de dólares para el "desarrollo" y la "estabilización" de "la nueva Ucrania" y para cubrir sus "necesidades inmediatas".

El vicepresidente estadounidense ha subrayado que la crisis de Crimea hace patente la necesidad de "una defensa colectiva" basada en la OTAN, que "emergerá más fuerte en esta crisis". En esta línea, ha explicado que Estados Unidos considera que los pasos dados en Crimea por Rusia son "inaceptables" y, por ello, va a apostar por aplicar la política "fronteriza" de la OTAN en los países bálticos y aumentará su presencia militar en Croacia y "en otros países de Europa occidental" como Polonia.

ESCUDO ANTIMISILES

Sobre la instalación del escudo antimisiles en Polonia, ha asegurado que este proyecto supone un claro ejemplo de la "defensa colectiva" y ha reafirmado el compromiso del Gobierno estadounidense con el programa. También ha afirmado que Estados Unidos quiere contribuir a garantizar la "seguridad energética" de Ucrania para que "el gas no puede ser usado como un arma en política internacional".

Por su parte, el primer ministro polaco, Donald Tusk, ha agradecido a Biden el compromiso con el escudo antimisiles y ha asegurado que ese programa y otras iniciativas son "medidas disuasivas" que evitarán "provocaciones".

Tusk ha asegurado que la anexión de Crimea es "una decisión sin precedentes" y "no es sólo un problema de Ucrania" sino "un desafío para todo el mundo". "La actuación de Rusia hace que nos demos cuenta de lo importante que es la solidaridad euroatlánica. Toda Europa tiene que hablar con una sola voz y con una voz fuerte", ha subrayado. El 'premier' polaco ha incidido en que hay que "trabajar juntos" con "intensidad" para hacer "más fuerte y más intenso" el "vínculo euroatlántico de solidaridad.