5 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Birmania.- La junta militar birmana detiene a dos activistas prodemocráticos más

RANGÚN, 30 Sep. (EP/AP) -

La junta militar que gobierna Birmania detuvo hoy a dos antiguos líderes disidentes como parte de una nueva oleada de detenciones de activistas prodemocráticos durante los festejos del aniversario del partido de la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Min Zeya, de 45 años, y Pyone Cho, de 40, fueron detenidos en sus viviendas un día después de enviar una carta al máximo dirigente de la junta militar para preguntar por el estado de otros tres activistas que fueron dete4nidos el pasado miércoles.

Su arresto eleva a seis el número de activistas detenidos desde que la Liga Nacional Democrática (NLD) de Suu Kyi celebrase el 18º aniversario de su fundación el pasado miércoles.

Min Zeya y Pyone Cho participaron en la rebelión que en 1988 fue aplastada por los militares, que tomaron el poder. Pyone Cho pasó casi 14 años en prisión y fue liberado en 2003 mientras que Min Zeya pasó ocho años en la cárcel y fue liberado en 1997.

Min Zeya fue arrestado en su casa y la Policía informó a su familia de que "las autoridades quieren mantener una charla con él".

Los activistas, que rechazaron revelar su identidad por miedo a posibles represalias gubernamentales, afirmaron que Pyone Cho también fue detenido por las autoridades.

El pasado miércoles fueron detenidos Min Ko Naing, Ko Ko Gyi y Htay Kywe, quienes ya permanecieron alrededor de una década en prisión hasta su liberación a finales de 2004, cuando pudieron beneficiarse de una amplia amnistía concedida por los militares.

Los tres detenidos formaban parte del llamado 'Grupo de Estudiantes de la Generación 88', al que el Gobierno acusa de intentar desestabilizar el país.

El miércoles decenas de activistas acudieron a las oficinas de la LND para celebrar el aniversario del partido. Alrededor de 70 personas se concentraron frente a la sede para reclamar la libertad Aung San Suu Kyi, actualmente bajo arresto domiciliario, en presencia de periodistas, diplomáticos, y activistas extranjeros. "Hemos pedido permiso a las autoridades para celebrar el acto", declaró el portavoz del partido, Nyan Win said.

Decenas de agentes de Policía asistieron al acto, algunos de los cuales grabaron en vídeo o fotografiaron a los presentes.