21 de enero de 2020
5 de diciembre de 2019

Bloqueada en el Senado de EEUU la resolución en reconocimiento del genocidio armenio

Bloqueada en el Senado de EEUU la resolución en reconocimiento del genocidio armenio
El Memorial del Genocidio Armenio de Tsitsernakaberd en la capital de Armenia, Ereván - REUTERS / DAVID MDZINARISHVILI - ARCHIVO

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El senador republicano Kevin Cramer ha bloqueado este jueves la aprobación de una resolución en reconocimiento del genocidio armenio durante el Imperio Otomano, argumentando que el momento no es el adecuado debido a las negociaciones existentes con Turquía.

El senador demócrata Bob Menendez ha pedido consentimiento para aprobar la resolución, que ya fue aprobada en octubre por la Cámara de Representantes con 405 votos a favor y once en contra.

Las normas del Senado autorizan a cualquier senador a intentar aprobar una resolución, pero cualquier otro puede igualmente oponerse. Cramer ha sostenido que apoya el espíritu de la resolución, pero ha agregado que "no cree que sea el momento adecuado".

"La adopción de esta resolución hoy es, desde mi punto de vista, innecesaria y podría dañar los esfuerzos diplomáticos en un momento clave", ha argumentado, según ha recogido el diario estadounidense 'The Hill'.

Las relaciones entre Estados Unidos han pasado numerosos altibajos en los últimos años y en la actualidad son tensas por la decisión de Ankara de comprar a Rusia el sistema de defensa antiaérea S-400, lo que provocó su expulsión del programa de los F-35 de la OTAN.

El genocidio armenio, cometido entre 1915 y 1918, ha sido reconocido desde 1965 por varias decenas de países y 43 estados de Estados Unidos. También ha sido reconocido por el Vaticano, el Parlamento Europeo, el Consejo Mundial de Iglesias y otras instituciones.

Turquía no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran, pero no admite que se tratase de un genocidio, y arguye que las muertes no fueron resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano.

En 2009 ambas partes firmaron acuerdos para establecer relaciones diplomáticas y abrir sus fronteras terrestres, en un intento de dejar atrás las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, en la que población armenia fue masacrada en masa por otomanos.

Sin embargo, el entonces presidente Serzh Sargsyan anunció en febrero de 2015 que su país se retiraba del acuerdo de paz con Turquía aprobado por el Parlamento y que suponía un histórico adelanto para acabar con las hostilidades entre ambos países vecinos.

Posteriormente, afirmó que Armenia estaba dispuesto a retomar sus relaciones con Turquía, si bien recalcó que "el reconocimiento del genocidio por parte de Ankara es el camino más corto para lograrlo".