28 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

El bloqueo de Israel a Gaza provocó pérdidas de 14.000 millones de euros entre 2007 y 2018, según la ONU

El bloqueo de Israel a Gaza provocó pérdidas de 14.000 millones de euros entre 2007 y 2018, según la ONU
Un niño palestino busca entre la chatarra para intentar encontrar algo que vender para ayudar a la familia con ingresos en medio de la pandemia de coronavirus en la Franja de Gaza - YOUSEF MASOUD/THENEWS2 VIA ZUMA / DPA

Pide el fin de estas medidas y resalta que el cerco ha dejado la economía del enclave "al borde del colapso"

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El bloqueo impuesto por Israel a la Franja de Gaza provocó unas pérdidas de 16.700 millones de dólares (cerca de 14.026 millones de euros) entre 2007 y 2018 y ha dejado la economía del enclave "al borde del colapso", ha indicado este miércoles la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que ha reclamado la retirada del cerco.

En un informe presentado ante la Asamblea General de Naciones Unidas titulado 'Costes económicos de la ocupación israelí para el pueblo palestino: La Franja de Gaza ante el cierre y las restricciones', la UNCTAD ha indicado que esta cifra supone seis veces más que el PIB del enclave en 2018 y el 107 por ciento del PIB total palestino.

Así, ha indicado que sus proyecciones revelan que, sin el bloqueo y las operaciones militares contra Gaza, la tasa de pobreza en 2017 podría haber sido del 15 por ciento, poco menos de una cuarta parte de la cifra registrada ese año, cuando la cifra ascendió al 56 por ciento.

La UNCTAD ha manifestado además que el umbral de la pobreza podría haber estado en torno al 4,2 por ciento, cerca de una quinta parte del actual 20 por ciento, al tiempo que ha incidido en la necesidad de poner fin al bloqueo para que la población gazací pueda mantener relaciones comerciales con el resto de los Territorios Palestinos Ocupados y el mundo.

En este sentido, ha hecho hincapié en la necesidad de que los gazacíes vuelvan a tener derecho a moverse libremente, recibir atención médica, educación y disfrutar de sus lazos familiares, cortados en numerosas ocasiones debido a la separación de los núcleos familiares entre gaza y Cisjordania o Jerusalén Este.

El organismo ha recordado que cerca de dos millones de palestinos se encuentran encerrados en la Franja desde junio de 2007, cuando el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) se hizo con el control del enclave a raíz de las disputas derivadas de las elecciones de 2006.

La victoria del movimiento islamista en los comicios provocó que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas, lo que abocó a Al Fatá y a Hamás a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación administrativa de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Desde entonces, Al Fatá controla Cisjordania --a pesar de no haberse hecho con la victoria en las elecciones-- y Hamás está al frente de la Franja, sin que los contactos hayan derivado en una reunificación.

La UNCTAD, que ha subrayado que la Franja ha hecho frente desde entonces a tres ofensivas militares israelíes, ha indicado que esta situación ha provocado que la economía de la zona haya quedado al borde del colapso, en parte por su aislamiento del resto de la economía palestina y de las transacciones financieras internacionales.

Como resultado de esta situación, Gaza tiene una de las tasas de desempleo más altas del mundo, mientras que más de la mitad de su población vive por debajo del umbral de la pobreza. Además, la mayoría de los gazacíes no tiene acceso a agua potable, a un suministro eléctrico regular o a un sistema adecuado de canalización de residuos.

ESCASO CRECIMIENTO ECONÓMICO

La UNCTAD ha hecho hincapié en que la economía gazací creció menos de un cinco por ciento entre 2007 y 2018, mientras que su parte equivalente en la economía palestina descendió de un 31 a un 18 por ciento en 2018, lo que provocó una caída del 27 por ciento en el PIB per cápita y un aumento del desempleo del 49 por ciento.

En este sentido, ha añadido que, en caso de que la parte de la economía gazací respecto a la palestina no hubiera cambiado respecto a las cifras de 2016, las proyecciones apuntan a un PIB un 50 por ciento más elevado del actual.

Asimismo, el coste mínimo anual que supondría sacar a los gazacíes de la pobreza se ha cuadriplicado en este periodo, pasando de 209 millones de dólares (unos 175,5 millones de euros) a 838 millones de dólares (alrededor de 704 millones de euros), si bien la UNCTAD ha argüido que estas estimaciones son parciales, dado que sólo cubren los datos hasta 2018.

El organismo ha reseñado además que tampoco tienen en cuenta otros costas de las acciones de las autoridades israelíes, como el impacto económico que suponen los impedimentos a que los palestinos exploten el campo de gas natural frente a las costas del enclave.

Por todo ello, ha recomendado la retirada de las restricciones de movimiento en la Franja de Gaza y permitir que el potencial económico gazací sea explotado a través de inversiones y la construcción de puertos, aeropuertos y proyectos hídricos y eléctricos.

El organismo ha pedido además que el Gobierno palestino tenga capacidad para desarrollar los recursos de petróleo y gas en las costas de Gaza, lo que le permitiría obtener recursos para los trabajos de rehabilitación, reconstrucción y recuperación de la economía gazací.

"RESPUESTA INMEDIATA"

"La creciente carga de la pobreza en Gaza exige una respuesta inmediata", ha señalado, antes de recalcar que "el crecimiento económico debe ser restaurado y la trayectoria económica debe ser liberada de un cerco prolongado, de las graves restricciones económicas y de movimiento y de la destrucción concomitante".

Asimismo, ha dicho que sólo la retirada del bloqueo puede solucionar la crisis humanitaria, al tiempo que ha reclamado el fin "inmediato" del disparo de proyectiles por parte de las facciones palestinas contra territorio israelí.

La UNCTAD ha argumentado que "ante el creciente distanciamiento entre las condiciones de vida en Gaza y Cisjordania, es fundamental que continúen los esfuerzos de reconciliación liderados por Egipto", antes de trasladar el apoyo de la ONU a los trabajos de El Cairo en este sentido.

"Gaza es y debe seguir siendo una parte integral del futuro Estado palestino como parte de una solución de dos estados. Es momento de reintegrarlo política, administrativa, física, económica y socialmente, incluido Jerusalén Este", ha sostenido.

Por último, ha explicado que "el apoyo humanitario y económico no reemplazará a los derechos políticos o a la estatalidad. La ONU mantiene su posición de que una paz duradera y exhaustiva sólo puede lograrse a través de una solución negociada de dos estados", ha zanjado.

Para leer más