24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 16 de septiembre de 2008

    Bolivia.- Evo Morales pide para Bolivia "una oposición con propuestas y no con violencia"

    SANTIAGO, 16 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

    El presidente boliviano Evo Morales pidió esta noche "una oposición con propuestas y no con violencia" para Bolivia, tras la reunión de seis horas realizada este lunes en Santiago de Chile, en la cual los mandatarios de los nueve países que integran la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) expresaron su más estricto respaldo al Gobierno democrático que encabeza el ex dirigente cocalero y líder del Movimiento al Socialismo (MAS).

    Morales habló brevemente con la prensa acreditada en Santiago después de que la presidenta Michelle Bachelet, líder 'pro témpore' de Unasur y quien convocó a esta reunión de emergencia en la capital chilena, leyera sin aceptar preguntas la declaración de nueve puntos en la cual Unasur condenó la violencia en Bolivia y anunció la creación de una comisión que ayude a esclarecer las muertes ocurridas en la nación altiplánica.

    Sereno, Morales agradeció el apoyo de Bachelet y de los mandatarios que concurrieron a la cumbre de emegencia: Argentina, Chile, Colombia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, además del canciller de Perú, a quienes expresó su reconocimiento por respaldar "la posición firme de defender la democracia y la unidad del pueblo boliviano". Asimismo, destacó que los países de Unasur hayan logrado reunirse e interactuar sin la participación de Estados Unidos.

    El mandatario boliviano dijo que había recibido también otras muestras de apoyo no sólo de Sudamérica, sino de otros lugares del mundo y aseguró que la reunión de Unasur permitió "defender la vida, para defender la igualdad, para defender la identidad".

    Morales explicó que las profundas transformaciones que está viviendo Bolivia buscan "la igualdad de los bolivianos y bolivianas" y que se trata de "transformaciones profundas en lo estructural, social y cultural, en democracia".

    Por ello, dijo que su Gobierno reconoce que para Bolivia es "importante tener opositores, pero oposición con propuestas y no con violencia como hacen algunos grupos", al tiempo que calificó como "acciones antidemocráticas" y como "violaciones a los derechos humanos" las muertes causadas por los actos de violencia que se han registrado en el Departamento de Pando.

    Desde el Palacio de La Moneda, Evo Morales pidió a sus detractores en Bolivia "comprender el Manifiesto de Santiago" y a entender que tanto su Gobierno como los movimientos sociales trabajan por una misma causa: el bienestar de los bolivianos.