19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 3 de enero de 2009

    Bolivia.- El Gobierno advierte a la oposición de que su negativa no frenará la creación de autonomías departamentales

    LA PAZ, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Defensa Legal de las Recuperaciones Estatales boliviano, Héctor Arce, reiteró ayer a los prefectos de la oposición su llamamiento para el 5 de enero y advirtió de que su ausencia no frenará la implementación de la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE) para la creación de autonomías departamentales.

    En una rueda de prensa realizada en Palacio Quemado, Arce aseguró que las autonomías, después del referéndum constitucional del 25 de enero de 2009, llegarán a los departamentos de Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz. Después y progresivamente se sumarán Chuquisaca, La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba porque se trata de "una de las más importantes reformas que incluye la nueva CPE".

    "El tratamiento y el análisis de esta importante reforma no pueden paralizarse por el capricho o por las acciones incomprensibles de dos o cuatro funcionarios públicos que no estarían actuando conforme al mandato de su pueblo", dijo el ministro boliviano. "Se trata de una reforma transcendental y el Gobierno está empeñado en llevarlo adelante de acuerdo a la voluntad del pueblo que será expresada el 25 de enero", añadió en declaraciones a la Agencia Boliviana de Información recogidas por Europa Press.

    En ese cometido y ante el rechazo anticipado de los prefectos de la denominada "media luna" a participar de la convocatorio del presidente boliviano, Evo Morales, Arce reiteró su llamamiento para tratar el tema de las autonomías con prioridad. "Con el mayor respeto y la mayor humildad les pedimos que reconsideren y asistan a esta reunión que se ha planteado en beneficio no del Gobierno ni de las prefecturas, sino de la autonomía departamental que ha sido solicitada y reclamada por varios años", manifestó.

    NEGATIVA DE LA OPOSICIÓN

    El Gobierno boliviano se pronunció después de que los prefectos Rubén Costas, Ernesto Suárez, Mario Cossío y Savina Cuellar, adelantaron, por separado, que no asistirán a este diálogo por una "Bolivia Autonómica", con el presidente boliviano, Evo Morales.

    En ese sentido, el diputado oficialista del Movimiento Al Socialismo (MAS), Jorge Silva, manifestó que los prefectos opositores al Gobierno, rechazan la reunión con Morales, porque "se oponen a las autonomías y al proceso constitucional". "Hoy están jugando (los prefectos opositores) con el sentimiento del pueblo, quieren articular un bloqueo opositor a las autonomías y han declarado no asistir a la reunión que el presidente ha convocado para el 5 de enero", dijo Silva, quien añadió que el pedido del partido gubernamental es "actuar en consecuencia con lo que se ha dicho, en respeto a la voluntad popular por la cual emana su mandato".

    El pasado martes 30 de diciembre en Cochabamba, Morales aprovechó la reunión de evaluación del Poder Ejecutivo para invitar a los nueve prefectos de los departamentos del país a comenzar el diálogo sobre la composición de un Ministerio de Autonomías y una ley de competencias y atribuciones de los próximos gobiernos autónomos.