18 de abril de 2019
15 de febrero de 2008

Bolivia.- El Papa envía ayudas económicas a Bolivia ante las inundaciones que provocan la situación de alarma en el país

LA PAZ, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, calificó hoy de "desastre natural" la situación de alarma en el país debido a las graves inundaciones que han causado al menos 52 muertos, cuatro desaparecidos y unas 56.634 familias damnificadas y se ha pedido más ayuda internacional para enfrentar las emergencias que pueden durar hasta seis meses.

Tal y como informó hoy la agencia misionera de la Santa Sede, 'Fides', ya se están distribuyendo las ayudas que destinó el Papa Benedicto XVI por un valor de 50.000 dólares (34.170 euros) estadounidenses.

En la ciudad de Trinidad, donde habitan cien mil personas, se están viviendo momentos de angustia, debido a que desde el lunes el nivel del agua ha comenzado a rebasar el dique de contención que la protege, tras las catorce horas de lluvias continuas vividas ese día.

Hasta el momento existen 22 albergues en la ciudad y 6 albergues en zonas rurales con un número aún no confirmado de familias damnificadas que superan las 5000.

Según Fides, Caritas Beni, continúa trabajando a favor de estas familias proporcionando ayudas de primera necesidad.

Asimismo, diversas autoridades están trabajando en coordinar esta situación de emergencia en Beni. La directoras de Cáritas, Beni Maria Esther Chiriqui, afirmó que su organización vio la necesidad de apoyar a las familias ya que en algunos casos no tiene condiciones ni para cocinar dentro de la vivienda tan precaria que tienen en este momento.

El equipo de emergencia y asistencia humanitaria de Caritas Boliviana se trasladará durante las próximas horas a la ciudad de Trinidad con apoyo técnico y con una importante suma de dinero proveniente de la donación hecha por el Santo Padre para intentar paliar la situación de emergencia que se vive en esta región.

Asimismo estos fondos se distribuirán en La Paz, Potosí y Cochabamba zonas donde también existen personas damnificadas.

"Nuestra presencia en Beni es fundamentalmente para reforzar el trabajo que Caritas Beni viene impulsando con los albergues y damnificados y nos dirigimos para brindar apoyo técnico con temas de salud y alimentación principalmente", afirmó el encargado nacional de emergencias y asistencia humanitaria de Caritas Boliviana, Hugo Pérez.

Según los últimos datos en Beni hay 12.603 familias damnificadas, cifra que supera la región oriental de Santa Cruz, la más extensa y rica del país, que ha comunicado que el número de familias afectadas es de 18.686.