25 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Brasil.- Brasil espera hoy la liberación del español y otros cuatro rehenes de un grupo indígena del Amazonas remoto

RÍO DE JANEIRO, 11 Dic. (EP/AP) -

El presidente de la Oficina Federal del Indio de Brasil, Marcio Meira, aseguró estar seguro de que los indígenas liberarán hoy al representante de Naciones Unidas de nacionalidad española, y a otras cuatro personas que fueron secuestradas en una zona remota de la selva amazónica el pasado fin de semana.

"Estoy seguro de que obtendremos hoy su liberación en cuanto me reúna con ellos", declaró Meira en una entrevista telefónica desde la ciudad de Cacoal, donde se encuentran los rehenes y que está situada a unos 200 kilómetros de la reserva Roosevelt, en la selva amazónica del Estado de Rondonia, cerca de la frontera con Bolivia. "Lo que piden realmente es mi presencia. Cuando acuda a negociar, creo que permitirán que se vayan los rehenes", aseguró.

El pasado sábado los indios 'Cinta Larga' secuestraron al representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el español David Martins Castro.

En un principio, las autoridades creyeron que los indios tenían a cuatro rehenes capturados el domingo, pero después supieron que también se encontraba entre ellos María Inés Hargreaves, una especialista en cuestiones de esa tribu, que formaba parte del grupo encabezado por el fiscal federal Reginaldo Trinidade que viajó el sábado a la reserva.

Los indios exigen la retirada de la policía federal de los principales puntos de acceso de la reserva para tratar de impedir el trafico ilegal de diamantes y reclaman además una mejor atención sanitaria, enseñanza y puestos de trabajo.

Piden además que la fiscalía retire todas las acusaciones contra ellos relacionadas con la matanza del 2004 de 24 buscadores de diamantes en la reserva, que al parecer tiene el mayor depósito de diamantes de América del Sur.

La matanza puso fin a una estampida diamantífera de cuatro años de mineros de todo Brasil que se concentraron en una reserva de 2,85 millones de hectáreas. Han sido acusados 28 indios de la matanza, pero el caso se encuentra estancado por discrepancias de jurisdicción.