26 de febrero de 2021
21 de enero de 2021

Brasil recurre ahora a la diplomacia con China e India para agilizar la llegada de más vacunas

Brasil recurre ahora a la diplomacia con China e India para agilizar la llegada de más vacunas
Personal médico de un hospital de Umariacu, en el estado de Amazonas. - MARCELO CAMARGO/AGENCIA BRAZIL/D / DPA

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Brasil ha informado este miércoles del fallecimiento de 212.831 personas a causa del coronavirus desde el inicio de la pandemia, de las cuales 1.340 se han confirmado en las últimas 24 horas, mientras el Gobierno intenta agilizar la llegada de más vacunas a través de la diplomacia con India y China.

Las autoridades sanitarias han diagnosticado en esta ocasión 64.385 nuevos contagios, lo que supone un total ya de 8.638.249 casos acumulados, de los cuales más de 7,56 millones se han recuperado.

Brasil, que ha comenzado este miércoles de manera oficial su programa de vacunación con el reparto de las primeras seis millones de dosis de la vacuna china de la farmacéutica Sinoca, ha reconocido la falta de material e insumos para continuar con su fabricación.

Por ello, según apunta la prensa brasileña, el presidente, Jair Bolsonaro, habría solicitado una llamada telefónica con su homólogo chino, Xi Jinping, para intentar agilizar la llegada de los materiales que los laboratorios encargados de su desarrollo en Brasil, Butantan y Fiocruz, han confirmado necesitar.

Las relaciones entre Brasil y China no pasan por su mejor momento desde que Bolsonaro reside en el Palacio de la Alvorada, ya que no ha escatimado en ataques y críticas a la vacuna desarrollada en el país asiático, llegando incluso en un primer momento a asegurar que no la comprarían, para recientemente criticar que su uso sería como "lanzar una moneda al aire".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, ha descartado que el retraso en la llegada de estas materias primas se deba a asuntos de "carácter político" y sí a "un exceso de demanda".

"No hemos identificado ningún problema de carácter político en relación con el suministro de estos insumos desde China. Ni nosotros aquí en Brasilia, ni nuestra Embajada en Pekín, ni otras áreas del Gobierno identificamos problemas de carácter político, o diplomático", ha asegurado Araújo.

Brasil no sólo está a la espera de este material procedente de China, sino también a una partida de unas dos millones de dosis de la vacuna de Oxford desarrollada en India, que en los últimos días postergó el envío de las mismas para prioridad a su población, tal y como argumentó Bolsonaro.

"Ahora no puedo mencionar una fecha límite", ha lamentado Araújo en relación a cuándo llegarán al país estas dosis, pero ha insistido en que "está en marcha y que personalmente" está llevando a cabo las conversaciones con las autoridades de India.

Para leer más