15 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

Brasil supera los 1,6 millones de casos de la COVID-19 y se acerca a las 65.000 muertes

Brasil supera los 1,6 millones de casos de la COVID-19 y se acerca a las 65.000 muertes
Un operario desinfecta una estatura de bronce situada en la favela de Santa Marta en Río de Janeiro. - ELLAN LUSTOSA/ZUMA WIRE/DPA


MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Salud de Brasil ha confirmado que son ya 1.603.055 los casos acumulados de la COVID-19 en el país, tras los 26.051 registrados en el último día, mientras que las muertes han subido hasta las 64.867, al ser contabilizadas 602 más.

Las autoridades sanitarias también han comunicado que la cifra de personas que han logrado superar la enfermedad asciende a 906.286.

Por su parte, la alianza de medios de comunicación, tras revisar las cifras ofrecidas por las secretarías estatales de salud, ha señalado que son 1.604.585 los positivos y 64.900 los decesos.

La iniciativa de los medios de comunicación se creó hace un mes al considerar que existe falta de transparencia en el Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, en la información sobre la pandemia en el país.

SAO PAULO SUPERA LOS 16.000 FALLECIDOS

Sao Paulo, el estado brasileño más afectado por el coronavirus, continúa acumulando contagios y víctimas mortales en plena desescalada de las medidas de confinamiento, con lo que ya suma 320.179 casos y 16.078 fallecidos.

Durante la semana pasada, Sao Paulo ha estado registrando durante varios días cifras récord en relación al número de muertos, tanto es así que el Gobierno paulista de Joao Doria ha señalado que prevé que hacia mediados de julio haya entre 18.000 y 23.000 fallecidos.

Si bien el número de casos y muertos ha dado muestras de estabilizarse en la capital, en el interior del estado la situación es bien distinta, mientras que la ocupación de las camas de cuidados intensivos no ha alcanzado todavía el 64 por ciento.

AVANCE EN LA DESESCALADA

En este contexto, el alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, firmó el sábado el decreto que establece las reglas de la fase amarilla de la desescalada en la ciudad, que entra en vigor este lunes.

La principal novedad es la reapertura de bares, restaurantes y salones de belleza, aunque con un horario restringido de solo seis horas que terminará a las 17.00 horas, salvo para los que se encuentren en centros comerciales, que podrán cerrar a las 22.00, y a un 40 por ciento de su capacidad.

Los comercios, tanto los puestos callejeros como los locales y centros, se reactivaron el pasado 10 de junio pero solo durante cuatro horas diarias que ahora se amplían a seis, según indica el portal de noticias G1.

Para leer más