18 de noviembre de 2019
21 de abril de 2019

Una británica muerta en el ataque del viernes a un hotel de Nigeria

Una británica muerta en el ataque del viernes a un hotel de Nigeria
REUTERS / AFOLABI SOTUNDE - ARCHIVO

LONDRES, 21 Abr. (Reuters/EP) -

Dos personas han muerto y tres más han sido secuestradas en un ataque perpetrado este viernes contra un hotel de Kajuru, estado de Kaduna, en el centro de Nigeria. Este domingo se ha sabido que los fallecidos son un nigeriano y una ciudadana británica.

El ataque se inició poco antes de la medianoche del viernes al sábado y fue obra de individuos armados que "dispararon sin parar, mataron a dos personas, incluida una ciudadana extranjera, y se llevaron a tres personas más", ha indicado un portavoz policial.

Efectivos de la Policía se desplazaron hasta el lugar y evacuaron a las víctimas hacia el Hospital St. Gerald. La mayoría de las víctimas eran turistas procedentes de Lagos, la capital económica de Nigeria.

La Policía ha pedido ya la colaboración de la población para permitir esclarecer los hechos y ayudar a detener a los responsables de este ataque.

La británica venía de Lagos en un viaje turístico y había participado en una fiesta celebrada en el hotel en el que se produjo el ataque, ha explicado la Policía. La víctima sería Faye Mooney, según las autoridades británicas, una trabajadora de la ONG Mercy Corps.

"Los presuntos secuestradores irrumpieron armados con armamento peligroso en el hotel Kajuru Castle de Kajuru disparando. Las balas mataron a dos personas, incluida una mujer extranjera, se llevaron a tres personas más", ha informado un portavoz de la Policía de Kaduna.

Boko Haram --que significa "la educación occidental es pecaminosa" en idioma hausa-- pretende imponer la versión más radical de la 'sharia' o ley islámica en Nigeria.

Desde 2009 la insurgencia de grupo yihadista ha costado más de 20.000 vidas y recientemente ha multiplicado sus ataques en países vecinos como Camerún, Chad y Níger. Más de 2,1 millones de personas han tenido que huir de sus hogares, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Para leer más