26 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Bruselas dice a migrantes y gobiernos que la integración es "derecho y obligación" y propone un plan para reforzarla

Bruselas dice a migrantes y gobiernos que la integración es "derecho y obligación" y propone un plan para reforzarla
Un niño frente a la Policía de Grecia durante una protesta de migrantes que piden su reubicación después de que varios incendios destruyeran el campamento de Moria, en la isla de Lesbos - SOCRATES BALTAGIANNIS/DPA - ARCHIVO

BRUSELAS, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha propuesto este martes un plan de acción para avanzar en el reto de la integración y la inclusión de los migrantes con permiso para permanecer en la Unión Europea, un reto que Bruselas ha avisado que debe ser compartido por quienes llegan y por quienes les reciben y para lo que ha ofrecido recomendaciones y fondos para actuar en materia de educación, empleo, vivienda y salud.

Bruselas ha querido así subrayar con este plan a largo plazo un mensaje dirigido tanto a los migrantes como a los estados miembro para advertirles de la responsabilidad compartida y dejar claro que la inclusión "es tanto un derecho como una obligación", en palabras del vicepresidente responsable de Migración, Margaritis Schinas.

El conservador griego también ha considerado que no se deben crear "automatismos" que vinculen la migración con el auge del extremismo, pero ha pedido "reconocer" que existe un riesgo de que organizaciones radicales aprovechen la vulnerabilidad de los migrantes y exploten "el vacío en las estructuras" de la administración y las instituciones.

Por ello, ha continuado, la Unión Europea debe redoblar esfuerzos para que "nadie sea excluido" en su territorio y se ofrezcan oportunidades reales de integración e inclusión a quienes llegan buscando un nuevo futuro a territorio comunitario.

Así las cosas, el plan de acción que propone Bruselas para el periodo 2021-2027 se apoya sobre cuatro pilares: la educación, el empleo, la cobertura sanitaria y el acceso a una vivienda digna.

Se trata de ideas para las que el Ejecutivo comunitario insiste en que habrá más recursos que en el ejercicio presupuestario anterior, aunque admite que se trata de medidas que espera que los Estados miembro sigan pero que no incluye ninguna medida legislativa que imponga la obligación de cumplimiento.

La Comisión dirige este plan al reto de integrar a los aproximadamente 34 millones de extracomunitarios con residencia legal en la UE pero nacidos en terceros países, aunque amplía también el foco hacia el cerca de un 10% de jóvenes europeos que nacieron en un Estado miembro pero al menos uno de sus progenitores no.

Así, Bruselas apunta que hay ciudadanos europeos que también se encuentran con obstáculos graves que les impiden participar con normalidad en la sociedad de la que forman parte. "A veces sigue siendo un problema no tener un apellido común", ha lamentado la comisaria de Interior, Ylva Johansson, quien ha considerado un "error" subestimar los problemas que tienen algunos europeos por su origen extranjero y ha pedido asumir que "los migrantes son parte del 'nosotros'" y que "no hay un 'los otros".

Así las cosas, el plan comunitario reclama, por ejemplo, el acceso de los migrantes a los servicios sanitarios, incluidos aquellos de atención sanitaria mental; apuesta por financiar acciones concretas pero también por mejorar la información y sensibilización, atendiendo retos específicos como, por ejemplo, las necesidades de las migrantes durante el embarazo y después.

Otra clave es el mercado laboral, Bruselas insiste en la sobrecualificación de los migrantes en los empleos a los que tienen acceso cuando llegan a la Unión Europea, un problema que también afecta con más severidad a las mujeres.

Por ello pide avanzar en el reconocimiento de las cualificaciones y promete colaborar con los interlocutores económicos y sociales y con los empleadores para fomentar la integración en el mercado laboral, apoyar el emprendimiento y hacer que sea más fácil para los empleadores reconocer y valorar las cualificaciones.

También pide a los estados miembro actuar en el área de la educación y la formación para afianzar la inclusión desde la primera infancia y hasta la educación superior, dando prioridad al reconocimiento de cualificaciones y al aprendizaje de idiomas, con apoyo de los fondos de la UE.

Finalmente, el Ejecutivo comunitario plantea que se puedan usar recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional u otros instrumentos como el Fondo Social Europeo Plus o el Fondo de Asilo, Migración e Integración para ayudar a los migrantes a tener acceso a una vivienda "adecuada y asequible", evitando la segregación y la discriminación que encuentran ahora en el mercado de la vivienda.

Para leer más