15 de agosto de 2020
1 de febrero de 2018

Bruselas elude comentar la ley polaca del Holocausto pero pide no ignorar que hubo colaboracionistas

Bruselas elude comentar la ley polaca del Holocausto pero pide no ignorar que hubo colaboracionistas
REUTERS / FRANCOIS LENOIR

BRUSELAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha evitado pronunciarse este jueves sobre el proyecto de ley del Gobierno polaco para criminalizar que se vincule al país con los crímenes de la Alemania Nazi en el Holocausto, al no estar ratificado aún, pero ha instado a no ignorar el hecho de que hubo personas que colaboraron con el régimen de Adolf Hitler en los países ocupados.

"Todos esos países bajo la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial tuvieron muchos héroes que resistieron y lucharon contra esa ocupación, pero tristemente en todos esos países siempre puede encontrarse gente que colaboró con los nazis para ejecutar su horrorosa agenda", ha señalado en una rueda de prensa.

"Creo que es una realidad a la que todos nos enfrentamos y es la realidad en la que la UE está construida. Es la realidad sobre la que haremos todo lo posible para evitar en el futuro", ha añadido el holandés.

Timmermans ha sido preguntado por el proyecto de ley aprobado este mismo jueves por el Senado polaco que busca convertir en un delito penado con hasta tres años de cárcel el uso de la expresión "campos de la muerte polacos" para referirse a los campos de exterminio construidos por los nazis en el país.

Sin embargo, ha preferido no hacer ningún comentario sobre esta ley al no haber sido todavía aprobada formalmente y ha asegurado que esperará a que sea adoptada. Timmermans ha seguido de esta forma la política que Bruselas mantiene siempre de no comentar proyectos de ley que no han superado todavía todos los trámites nacionales necesarios.

Sin embargo, ha aprovechado para hacer un comentario "en térmicos genéricos", en el que ha destacado la importancia de "conocer la Historia" de Europa, a veces como "inspiración" y otras veces como" advertencia", al tiempo que ha pedido dejar la labora de interpretación a los historiadores. En este contexto, ha subrayado que la única responsabilidad por los campos de exterminio de la Alemania Nazi reside "en el régimen nazi y en nadie más".