19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 23 de septiembre de 2010

    Burundi.- Aparecen 14 cadáveres, algunos mutilados, a pocos kilómetros de Bujumbura

    MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El balance de víctimas mortales de las agresiones de origen desconocido registradas en las últimas semanas en Burundi se ha elevado con el descubrimiento de 14 cadáveres, algunos de ellos mutilados, en los pantanos de Rukoko, a una decena de kilómetros al noroeste de la capital, Bujumbura.

    Con éste ya son varios los ataques contra civiles, militares y políticos registrados a lo largo de las últimas semanas, ataques que todavía no han sido reivindicados por ningún grupo, según indicó este jueves la agencia misionera de noticias MISNA.

    El pasado 15 de septiembre, un grupo no identificado de hombres armados con fusiles automáticos Kalashnikov asesinó a nueve trabajadores e hirió a otros once en una plantación de caña de azúcar en Gihanga, en la provincia de Bubanza (noroeste). Pocos días antes, cuatro civiles y un agente de policía murieron a causa de un doble ataque perpetrado en Kayanza (norte) y Gitega (centro del país).

    Las fuerzas de seguridad se han desplegado en las zonas donde se han registrado las agresiones, limítrofes con la República Democrática del Congo (RDC). Se sigue desconociendo la identidad de los autores de las últimas agresiones y el Ejército ha precisado que no tiene elementos suficientes para identificar a los responsables. El Gobierno y las autoridades locales han atribuido estos ataques a "grupos armados de criminales".

    Sin embargo, según MISNA, recientemente han ganado fuerza los rumores sobre la posible implicación de un nuevo grupo rebelde, rumores que se han visto reforzados por la misteriosa desaparición de Agathon Rwasa, antiguo líder de las Fuerzas de Liberación Nacional (FNL), el último de los grupos armados activos en el conflicto burundés, que depuso las armas en abril del 2009 y que forma parte en la actualidad de la oposición política del país.

    Los observadores consideran a Rwasa el rival más serio del actual presidente, Pierre Nkurunziza, recientemente reelegido en los comicios del pasado 28 de junio al frente de su partido, el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia-Fuerzas para la Defensa de la Democracia, NCDD-FDD).

    También se desconoce desde hace varios días el paradero del comandante Aloys Nzapamema, antiguo jefe militar de las FNL y recientemente integrado en el Ejército burundés. La oposición ha rechazado los resultados de las elecciones y los observadores temen que el país caiga de nuevo en la guerra civil.