30 de octubre de 2020
4 de enero de 2020

La caja de resistencia en apoyo a la huelga indefinida en Francia suma ya 1,6 millones de euros

La caja de resistencia en apoyo a la huelga indefinida en Francia suma ya 1,6 millones de euros
Manifestación contra la reforma de las pensiones durante la huelga indefinida en Francia - TWITTER JEAN-LUC MELÉNCHON

PARÍS, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La caja de resistencia de la huelga indefinida que se desarrolla en Francia contra la reforma de las pensiones del presidente Emmanuel Macron acumula ya más de 1,6 millones de euros, según ha informado el sindicato Confederación General de Trabajadores (CGT), principal impulsor de la huelga.

La caja servirá para compensar a los trabajadores que no recibirán su retribución debido a que se han sumado a la convocatoria y supone un récord no alcanzado en más de medio siglo de historia francesa, según recoge la televisión francesa BFMTV. La huelga comenzó el pasado 5 de diciembre y afecta fundamentalmente al transporte público francés, aunque también tiene seguimiento en el sector petrolero.

La caja de resistencia de la CGT fue creada en 2016 para "permitir a los trabajadores hacer huelga durante más tiempo" y suma ya 1,8 millones de euros, de los cuales 1,6 han sido recopilados desde el 5 de diciembre gracias a una campaña en la que han participado rostros conocidos como el humorista Jean-Marie Bigard. Las donaciones medias son de entre 50 y 60 euros.

Mientras, este sábado se ha producido una nueva manifestación contra la reforma de las pensiones en París en la que han participado los 'chalecos amarillos' en el 31º día de huelga indefinida. Miles de personas se han manifestado en la Estación de Lyon parisina y marcharán hasta la Estación del Este.

"¡Todos juntos ganaremos! ¡No la regresión!", "Mejor la huelga que una jubilación de miseria" o "¡Macron lárgate con tu reforma!", han coreado los participantes. Al frente han marchado los 'chalecos amarillos' seguidos por los sindicalistas de ferrocarriles y cercanías.

"Sabemos que hay muchos franceses que no pueden permitirse el lujo de la huelga. El movimiento social también se hace por ellos, porque en nuestras familias no solo hay trabajadores de cercanías y funcionarios, sino también personas del sector privado", ha explicado uno de los participantes en declaraciones a 'Le Figaro'.

Los sindicatos protestan contra la propuesta de reforma laboral del presidente Macron, que prevé la abolición de los regímenes especiales de sectores como el ferroviario y obliga a trabajar más años y hasta los 64 para conseguir una pensión completa. En respuesta, el 5 de diciembre comenzó una huelga general indefinida que ha paralizado buena parte del transporte público, en particular el ferroviario.

Para leer más