18 de septiembre de 2019
14 de marzo de 2008

La Cámara de Representantes desafía a Bush con un proyecto de ley sobre espionaje electrónico

La Cámara de Representantes desafía a Bush con un proyecto de ley sobre espionaje electrónico
REUTERS

WASHINGTON, 14 Mar. (Reuters/EP) -

Los diputados estadounidenses desafiaron ayer al presidente, George W. Bush, y aprobaron el proyecto de ley sobre espionaje electrónico que permite procesos judiciales contra las empresas de telecomunicaciones que participaron en el programa de vigilancia que se puso en marcha tras el 11 de septiembre, prescindiendo de órdenes judiciales para esta actividad.

Cuando la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, se disponía a votar, Bush calificó ésta propuesta como "desaconsejable", e instó a la Cámara a aprobar la versión del proyecto de ley del Senado, diciendo que estas empresas se merecen elogios, no un castigo.

Unas 40 demandas civiles han sido presentadas acusando a 'AT&T Inc', 'Verizon Communications Inc' y 'Sprint Nextel Corp' de violar el derecho a la intimidad controlando sus llamadas telefónicas y correos electrónicos.

"Estos litigios socavarían la voluntad del sector privado para cooperar con la inteligencia, una cooperación que es absolutamente esencial para proteger a nuestro país de cualquier daño", consideró Bush.

"El proyecto de la Cámara podría reabrir brechas peligrosas en inteligencia poniendo en marcha un pesado proceso de aprobación judicial que haría más difícil la recolección de inteligencia sobre terrorista extranjeros", añadió.

Además, Bush aseguró que "los líderes de la Cámara saben que el Senado no lo aprobará, e incluso si el Senado lo aprueba, saben que yo lo vetaré".

La portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rechazó las objeciones de Bush. "Él sabe que nuestro proyecto de ley protege al pueblo americano y todos entendemos que ésa es nuestra responsabilidad", dijo Pelosi en la Colina del Capitolio.

La exigencia de Bush de inmunidad para las compañías de telecomunicaciones ha sido un gran obstáculo para que el Senado y la Cámara de Representantes acordaran una ley para sustituir a la ley de caracter temporal que expiró el mes pasado y que permite a las autoridades estadounidenses espiar a los presuntos enemigos sin una orden judicial.

El Senado aprobó de forma abrumadora una legislación dando a las compañías telefónicas inmunidad. Pero los líderes del Parlamento han rechazado incluir la inmunidad en su versión de la medida.

Aunque el texto propuesto por la Cámara no garantiza la inmunidad de las compañías, sí les permite presentar una defensa a puerta cerrada en los tribunales de distrito estadounidenses, permitiendo el acceso al juez a documentos confidenciales sobre el programa de vigilancia.

"Creo que ésta es la forma adecuada de decidir si éstas deben tener inmunidad o no", dijo Pelosi.

Los demócratas acordaron con los republicanos celebrar una sesión a puerta cerrada para discutir las quejas de los republicanos de que la medida puede dañar la vigilancia de Estados Unidos.