4 de marzo de 2021
31 de enero de 2014

Cameron y Hollande ponen de manifiesto sus diferencias

El 'premier' pide cambios en el tratado y el presidente francés le replica que no es algo "urgente"

   LONDRES, 31 Ene. (Reuters/EP) -  

   Las diferencias entre británicos y franceses respecto a la reforma de la UE han quedado palpables este viernes al término de la cumbre bilateral cuando el primer ministro británico, David Cameron, ha reclamado un cambio urgente de los tratados y el presidente francés, François Hollande, le ha respondido que eso no es algo prioritario.

   La primera cumbre entre ambos desde que Hollande ganó las elecciones en mayo de 2012 sí ha servido para pactar una inversión conjunta en la última fase de un avión de combate no tripulado, cooperación en investigación en energía nuclear y un acuerdo sobre tecnología espacial y satélite.

   Pero sus cálidas palabras sobre fortalecer la cooperación se vieron pronto ensombrecidas por el espinoso asunto de la reforma de la Unión Europea.

   Al lado de Hollande, dentro de un amplio hangar de la aviación británica, Cameron ha reiterado su defensa de la necesidad de reformas para que la UE sea más abierta, flexible y competitiva.

   "Mi postura sigue siendo que queremos ver estos cambios, queremos ver esa renegociación, esa renegociación implicará elementos de cambio de tratado", ha aseverado.

"NO ES UNA PRIORIDAD"

   Por su parte, Hollande ha dejado claro que la reforma del tratado no es algo prioritario para Francia. "Si va a haber cambios en el texto, no sentimos que por ahora sean urgentes. Sentimos que revisar el tratado no es una prioridad", ha afirmado.

   Cameron quiere importantes reformas en la UE para que el bloque sea más eficiente y espera su agenda persuada tanto a los votantes euroescépticos para que le apoyen en las elecciones de 2015 como acabar con la división interna en las filas de su partido. Además, ha prometido un referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE para finales e 2017 y quiere que haya habido reformas para entonces.

   Pero este viernes, Hollande ha insistido en que cualquier cambio a los tratados podría ser interpretado como un gesto hacia la agenda política interna de Reino Unido. "La elección de Reino Unido no puede pesar sobre toda Europa (...) Francia quiere que la eurozona esté mejor coordinada y mejor integrada. Si los textos (de los tratados) tienen que cambiarse, eso para nosotros no es un problema urgente", ha recalcado.

DESARROLLO DE 'DRONES'

   En realidad, el tema principal de la cumbre era la defensa, de ahí el que se haya anunciado un estudio de viabilidad de 120 millones de libras (casi 146,2 millones de euros) sobre la tecnología para un proyecto de aviones de combate no tripulados anglo-francés. Por ahora no se ha decidido qué compañías participarían en el estudio.

   También se ha anunciado una compra conjunta de 500 millones de libras  (609,2 millones de euros) de misiles anti-barco desarrollados por MBDA, un consorcio de BAE Systems, el grupo Airbus y la italiana Finmeccanica. Asimismo, se ha firmado un acuerdo para la entrega anticipada de dos aviones de transporte Airbus A400M  a Reino Unido.

   Igualmente se han anunciado varias colaboraciones en tecnología de satélites así como un programa para compartir investigación sobre energía nuclear de uso civil.

Para leer más