28 de febrero de 2021
5 de diciembre de 2014

Cameron reclama a Pakistán que trate correctamente al británico encarcelado por blasfemia

LONDRES, 5 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha pedido este viernes a su homólogo paquistaní, Nawaz Sharif, que se asegure de que su compatriota Muhammad Asghar, encarcelado por blasfemia, es tratado justamente y que se tiene en cuenta su situación mental.

Cameron ha tratado el caso de Asghar, de 70 años, durante una reunión en Londres con Sharif, según ha contado un portavoz británico a los periodistas, añadiendo que otros funcionarios también han sacado el tema.

"El primer ministro ha tratado el asunto de Asghar. Nuestro objetivo en este momento es asegurarnos de que obtiene el nivel de tratamiento de acuerdo a su situación", ha afirmado el portavoz de Cameron.

Asghar, un musulmán procedente de Edimburgo, fue arrestado en 2010 y condenado a muerte en enero después de que un inquilino presentase unas cartas en las que escribía que era un profeta. En septiembre, sus abogados afirmaron que un guardia de la prisión de Rawalpindi, próxima a Islamabad, había disparado y herido a Asghar en su celda.

Las denuncias por blasfemia, penados con muerte en Pakistán, son difíciles de combatir ya que la ley no establece claramente qué es y qué no es blasfemia. La presentación de pruebas, a veces, puede considerarse en sí misma una leve infracción.

Asghar había sido detenido previamente en Reino Unido y había sido diagnosticado de paranoia esquizofrénica, de acuerdo con los documentos que sus abogados proporcionaron a Reuters.

Para leer más