20 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

Casi 600.000 personas votan por la plena democracia en el referéndum no oficial en Hong Kong

HONG KONG, 22 Jun. (Reuters/EP) -

Más de 590.000 personas han votado por la plena democracia en Hong Kong en un referéndum 'online' no oficial organizado por una campaña civil y que ha generado advertencias por parte de las autoridades chinas, que la consideran ilegal. La cifra supone casi un 10 por ciento de los siete millones de habitantes de Hong Kong.

La web de la consulta, 'PopVote' (voto popular), abrió la votación el pasado viernes, 20 de junio, y estaba previsto que ésta concluyera este domingo. Sin embargo, tras el ciberataque que ha sufrido, se ha ampliado el plazo de votación hasta el 29 de junio. Los organizadores esperaban una participación de en torno a 300.000 personas.

La votación está organizada por el Programa de Opinión Pública de la Universidad de Hong Kong y el movimiento Occupy Central. La mayoría de votos se reciben a través de una aplicación de teléfono móvil o directamente por web. Sin embargo, también se han montado una quincena de urnas en distintos puntos de la ciudad para facilitar la participación.

Las tensiones sociales han ido en aumento en la antigua colonia británica desde que China recuperó su soberanía en 1997. Los activistas a favor de la democracia amenazan con bloquear parte del distrito financiero de la ciudad si China no permite que candidatos opositores opten a las elecciones de 2017.

Aunque Pekín dice que Hong Kong puede seguir adelante con las elecciones previstas para 2017 para elegir a su gobernador, altos cargos chinos han descartado permitir que la población designe candidatos.

En lugar de ello, Pekín insiste en que, conforme a la Constitución hongkonesa, un pequeño comité de personas mayoritariamente leales al régimen elija a quiénes se presentan, lo que dejaría sin sentido a la votación.

"¿De qué sirve el principio un hombre, un voto si al final tenemos que votar entre tres o cuatro títeres elegidos por Pekín?", se ha lamentado Anson Chan, uno de los organizadores de la campaña.

La prensa afín a Pekín, las autoridades chinas y los grandes empresarios hongkoneses han rechazado la campaña, e incluso han surgido organizaciones afines al régimen comunista como Mayoría Silenciosa o Cuidando del Poder de Hong Kong.

Para leer más