19 de septiembre de 2019
6 de septiembre de 2008

Cerca de 500 personas mueren en Haití por las inundaciones y corrimientos de tierras tras el paso de 'Hanna'

PUERTO PRÍNCIPE, 6 Sep. (Reuters/EP) -

La Policía de Haití encontró hoy los cuerpos de 495 personas que murieron por las inundaciones y corrimientos de tierra en la ciudad de Gonaives, en el norte del país, tras el paso de la tormenta tropical 'Hanna', según informó hoy el comisario de Gonaive, Ernst Dorfeuille.

"Ahora el tiempo está calmado y estamos divisando más cadáveres. Hasta el momento hemos encontrado 495 cuerpos y 13 personas continúan desaparecidas", dijo Dorfeuille a Reuters. "El olor a muerte en Gonaive es muy desagradable. El balance de víctimas mortales incluso podría aumentar", agregó el agente de Policía.

El incremento de muertos en la cuarta ciudad más grande de Haití comenzó a contabilizarse cuando bajó el nivel del agua y empezó la ayuda aérea para analizar cuántas personas habían sobrevivido a esta catástrofe natural.

Asimismo, Dorfeuille dijo que en algunas partes de la ciudad, el agua alcanzó los cinco metros de profundidad. Las trece personas desaparecidas quedaron atrapadas en una casa y los vecinos que les oyeron gritar afirmaron que ellos no creían que escaparían.

Naciones Unidas dijo que pondrían en marcha un fondo de emergencia para ayudar a los más de 600.000 haitianos damnificados que llevan cuatro días sin agua potable ni alimentos en Haití tras el paso del huracán 'Gustav' y de la tormenta tropical 'Hanna'. Asimismo, la Federación de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, hicieron un llamamiento para reunir 3,4 millones de dólares (2,3 millones de euros) en donativos para uno de los países más empobrecidos del Caribe.

Un carguero con alimentos y agua potable suministrado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU atracó en Gonaives, cuyas calles están cubiertas de barro y de restos de animales muertos tras cuatro días de inundaciones.

Éste es uno de los varios barcos, aviones y helicópteros, que han llegado a Gonaive para abastecer a las miles de personas afectadas por el paso sucesivo de tres tormentas tropicales en Haití en menos de un mes.