29 de marzo de 2020
22 de julio de 2008

Chile.- El bebé quemado en una clínica fue tratado de hipotermia con una manta eléctrica

SANTIAGO, 22 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Los médicos que atienden al bebé que se debate entre la vida y la muerte tras sufrir graves quemaduras en el 30% de su cuerpo horas después de nacer explicaron hoy que fue tratado de hipotermia con una manta eléctrica, y que las posibilidades de que sobreviva son "cada vez más escasas".

Amaro Tolorza, el primer hijo de una pareja que llevaba ocho años intentando ser padres, nació el sábado en la Clínica Presbiteriana Madre e Hijo, donde las autoridades médicas iniciaron una investigación para determinar a los responsables.

El pequeño, quien tiene menos del 10 por ciento de probabilidades de seguir con vida, tiene quemaduras graves en su espalda, cabeza, nalgas y piernas, provocadas por una manta eléctrica con la que fue envuelto en el establecimiento hospitalario.

Tras ser trasladado a la Clínica Santa María de Santiago, el niño ha sido sometido a varias operaciones e injertos, pero el director médico de la clínica, Cristián Ugarte, dijo este martes que el fallo multisistémico sufrido hoy por el bebé hace ser "menos optimistas" respecto de su posible recuperación.