23 de mayo de 2019
17 de noviembre de 2008

China.- China estudia legalizar a los prestamistas privados y limitar los tipos de interés que aplican

PEKÍN, 17 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

El banco central chino ha elaborado un borrador de orden con el propósito de legalizar y regular la concesión de préstamos entre los ciudadanos y no sólo entre bancos, informa hoy la prensa china.

El borrador ha sido enviado al Consejo de Estado (el gabinete chino) y está a la espera de ser aprobado, según ha adelantado la subgobernadora del Banco Popular de China, Liu Ping.

De acuerdo con datos del propio banco, la población china cuenta con unos ahorros por valor de 20 billones de yuanes (2,3 billones de euros). La reserva en moneda extranjera totaliza los 1,9 billones de yuanes (220.000 millones de euros).

Actualmente, la banca privada es ilegal aunque, de hecho, las casas de empeños son las principales concesionarias de hipotecas. El negocio es popularmente próspero en la costa Este, la de mayor crecimiento económico, lo que condujo al banco a realizar un estudio del mercado. Los llamados popularmente "bancos subterráneos", no autorizados, conceden préstamos a altos intereses, de hasta el 200 y el 300%, aunque los índices medios oscilan entre el 12 y el 15% (el interés oficial actual para los bancos comerciales es del 6,66%).

La nueva normativa establecería que estas pequeñas entidades (tras las que pueden estar tanto empresas como individuos) deben registrarse para poder conceder legalmente préstamos, y que éstos no pueden imponer intereses más de cuatro veces superiores al tipo marcado por el banco central.

Las solicitudes serán estudiadas, para garantizar que los prestamistas no poseen antecedentes penales, y también deberá quedar demostrado que éstos están prestando su propio dinero para conceder los créditos. Los depósitos, por otro lado, no serán incluidos en esta nueva regulación.

"El mercado de los créditos ha sido monopolizado por los bancos. La nueva ley romperá con suerte este monopolio, permitiendo que prestamistas cualificados den créditos y se lo pongan más fácil a las pequeñas empresas que buscan fondos", manifestó la subgobernadora, en declaraciones recogidas por 'The Beijing News'.

Con la liberalización se espera ayudar al florecimiento de pequeñas empresas, para las que puede resultar más complicado conseguir financiación por los cauces tradicionales (a través de los bancos de propiedad estatal), y especialmente ahora, cuando la crisis financiera endurecerá las condiciones para la concesión de préstamos.

Los datos oficiales, sin embargo, muestran que las pymes son las que contratan al 75% de los empleados y son las responsables del 68% del valor bruto de la producción industrial y de cerca del 60% de los impuestos industriales recaudados por el Fisco chino.